Aniversario de San Clemente

Porque si bien en un comienzo San Clemente miraba fijamente a Talca, hoy su visión es más amplia, se eleva a la cordillera y se bifurca en territorio nacional hacia el poniente, sur y norte.

15 Octubre 2018   7   Editorial   Gustavo Alvarado

San Clemente está de aniversario. Son 154 años de vida. Una ciudad que, al igual que el resto de comunas de la Región del Maule, busca acomodarse al siglo XXI, en un país que quiere ser desarrollado.
Desde su origen, San Clemente ha estado unida a Talca. No tanto por la distancia relativa que las separa, sino más bien por la natural “atracción gravitacional” que ha ejercido desde siempre la muy noble y leal ciudad del trueno. La provincia no escapa a las injusticas del centralismo. Lo saben muy bien las regiones acomplejadas por el poder capitalino.
El profesor Renato Velásquez Rojas, docente del Liceo de San Clemente, ha escrito una serie de artículos que rescatan el patrimonio histórico de esta comuna. La revista dominical Temas de Diario El Centro es el espacio donde han sido publicados estos trabajos. Un rescate valiosísimo que, justamente, pone las bases a un desarrollo que San Clemente busca consolidar.
Porque, se sabe, no hay progreso sin raíces. De ahí la importancia de recuperar, por ejemplo, historias de personajes simples, de oficios tradicionales, que dieron vida al campo maulino, que fue lo que hizo el profesor Velásquez en una primera entrega publicada en Temas.
Hoy, en tanto, a propósito de los 154 años de vida de San Clemente, se centra en familias, lugares e instituciones ligadas al desarrollo local y de la región, historias que ponen nombre y apellido a la identidad sanclementina.
Relatos como la historia familiar de los O´kuinghttons o de cómo el camino a San Clemente se transformó en la ruta CH-115, promueven la identidad de una comuna ubicada estratégicamente en el sistema circulatorio del Maule. Porque si bien en un comienzo San Clemente miraba fijamente a Talca, hoy su visión es más amplia, se eleva a la cordillera y se bifurca en territorio nacional hacia el poniente, sur y norte.
La ruta internacional Pehuenche le ha abierto puertas y ventanas. Posee un remodelado y moderno camino a Talca y conexiones hacia los principales puntos viales de la región y el país. Desde Argentina se ingresa a Chile por San Clemente. Una ruta de un potencial quizás todavía no dimensionado a cabalidad.
El desafío es enorme. Se ha avanzado, es cierto. Pero las autoridades no deben quedarse satisfechas con el camino pavimentado. Es necesario mirar más alto. Planificar. Invertir. Preparar. Crecer con sentido, con bases sólidas, con respeto al patrimonio identitario de un territorio clave en la historia y futuro de la Región del Maule.