Anulación de sentencia

Este verdadero “vuelco” en comparación al fallo condenatorio que emanó desde el Juzgado de Garantía de Curicó fue recibido con algo de incredulidad por la ciudadanía

13 Junio 2017   10   Editorial   Gustavo Alvarado

En un fallo dividido (dos votos a favor y uno en contra), la Segunda Sala de la Corte de Apelaciones de Talca anuló la sentencia de primera instancia ligada al denominado “Caso Concejales” de Curicó, dictando de paso una sentencia de reemplazo, que absolvió de todos los cargos a los ex y actuales ediles (nueve en total) que en su momento fueron formalizados por el delito de fraude al fisco.

En términos generales, cabe recordar que la respectiva investigación, que nace tras la presentación de una querella a principios de junio del 2014 y que estuvo en manos de la fiscalía, se centró en el análisis de “facturas o boletas ideológicamente falsas”, documentos que fueron utilizados para justificar viajes de los propios concejales a actividades ligadas al ejercicio de dicho cargo, es decir, seminarios, capacitaciones, etc., periplos que fueron financiados con recursos vía viáticos, provenientes del propio municipio curicano.

La corte talquina justificó su decisión argumentando que “no se comprobó en el juicio el dolo directo necesario para tipificar la figura legal (de fraude al fisco) y, consecuente con ello, la participación de los acusados”. El mismo dictamen advierte que tal escenario se presenta “aun cuando pudieron haber incurrido en irregularidades, incluso reconocidas”, pero que son “insuficientes para configurar” el referido delito.

“Ni el Ministerio Público ni la parte querellante acreditaron que éstos, en el ejercicio de sus funciones, hubiesen utilizado un engaño, ardid o artimaña tendiente a defraudar al fisco, provocándole un daño patrimonial determinado concretamente. Estos sentenciadores no adquirieron la convicción de que se hubiese cometido un delito”, añade a grueso modo el respectivo texto.

En términos generales, este verdadero “vuelco” en comparación al fallo condenatorio que emanó desde el Juzgado de Garantía de Curicó fue recibido con algo de incredulidad por la ciudadanía, más aún cuando con el transcurso de la investigación, fueron quedando en evidencia suficientes pruebas como para respaldar la acusación que en su momento fue formulada.

No solo la propia justicia reprochó tales actitudes, sino que también la Contraloría General de la República. Ayer, tanto la parte querellante particular, como la Fiscalía Regional y el Consejo de Defensa del Estado (CDE) presentaron recursos de queja en la Corte Suprema, esto a fin de poder revertir la polémica absolución.

Dentro de los próximos días se sabrá si el máximo tribunal de nuestro país lo declarará o no admisible. De rechazarlo, para muchos quedará una sensación de impunidad, que no va de la mano con los discursos que en términos generales desaprueban cualquier atisbo de corrupción o irregularidades.