Aplicación de la Ley “Cholito”

La normativa busca colocar freno al maltrato animal y a otro tipo de crueldades

21 Diciembre 2017   12   Editorial   Gustavo Alvarado

En distintas comunas de la región del Maule, comenzó la esterilización de mascotas e instalación en ellas de microchips, iniciativa que ejecutan los municipios gracias a los recursos destinados por la Subsecretaría de Desarrollo Regional.
El plan de tipo público viene a ser un aporte para los dueños y amantes de animales de compañía, y a la vez colocar sobre la mesa aspectos, prácticamente desconocidos, de la ley 21.090, más conocida como ley “Cholito”, la que posee una serie de características que llaman la atención.
La norma, aprobada solo hace un par de meses, plantea una serie de desafíos para los organismos públicos que deben velar por su ejecución y cumplimiento, como también para los propietarios de perros, gatos, o animales que sean calificados como de compañía.
No es menor lo señalado por algunos alcaldes de la zona en cuanto a que las municipalidades tienen la mejor disposición para enfrentar la custodia de animales callejeros -que están dentro de la ley- , pero agregan que para asumir acciones de bien público como estas se deben destinar los recursos para contratar a los profesionales, o construir los caniles adecuados y necesarios.
Recordar a la vez que la normativa busca colocar freno al maltrato animal y a otro tipo de crueldades, como el abandono en las calles, la cruza sin control en criaderos y la irresponsabilidad de los dueños. Sobre esto último, por ejemplo, “todo responsable de una mascota estará obligado a la adecuada identificación de la misma, y a su inscripción en el registro respectivo”.
Es decir, que los microchip identificatorios que hoy son instalados en las mascotas como parte del plan de esterilización, serán prácticamente obligatorios, y por ende su costo asumido por el propietario del animal. A ello hay que agregar las altas y cuantiosas sanciones que el cuerpo legal dispone para quienes dañen u “omitan” cuidados sobre los animales.
La ley define que maltrato o crueldad con los animales es “toda acción u omisión ocasional o reiterada que injustificadamente cause daño, dolor o sufrimiento a un animal”. En tanto las sanciones pueden fluctuar entre la cárcel y multas de hasta casi un millón y medio de pesos.
Así, “Chile se instala como el país con las sanciones al maltrato animal más altas en el mundo”, explican sectores animalistas, quienes sostienen que por ello es importante conocer aspectos, como estos, que son desconocidos por el grueso de la comunidad chilena, y que así la norma no se transforme en un dolor de cabeza, por desconocimiento.