Apoyo para los remolacheros

Es necesario apelar al mundo político para salvar la planta o ofrecer una alternativa

16 Junio 2018   8   Editorial   Gustavo Alvarado

El Gobierno a través del ministerio de Agricultura dio cuenta de un potente apoyo al mundo remolachero de la provincia de Linares, altamente afectado por el inminente cierre de la Planta Iansa.
Se trata de mil 400 millones de pesos que corresponden a fondos sectoriales y del Gobierno Regional para apoyar a los productores del tubérculo, que verán incrementados sus costos operacionales, debido a que tendrán que trasladar la siembra a la planta azucarera ubicada en la ciudad de Chillán.
En Linares hay enorme preocupación por el futuro de la industria azucarera. Los organismos anuncian nuevas protestas y no se descarta “toma de carreteras” o de la propia planta dada la preocupación que hay en el mundo productivo. Iansa, en tanto, se ha mantenido hermética y su decisión de cierre parece inalterable.
Las medidas de apoyo suman cinco instrumentos, cuatro ejecutados por Indap y uno por el SAG, enfocados específicamente a la provincia de Linares y gestionados luego de la coyuntura planteada por los agricultores remolacheros a las autoridades regionales y al Ministerio de Agricultura Antonio Walker.
“El Ministro Antonio Walker y el intendente regional Pablo Milad se reunieron desde el primer momento con los productores remolacheros y los trabajadores de la planta Iansa de Linares, para comprometer fórmulas de solución o apoyos concretos ante la dificultad generada tras el anuncio de IANSA. Hoy (ayer) hemos venido a entregar a la gobernadora una carpeta detallada que le permita hacer un nuevo seguimiento de los compromisos que adquirimos como cartera agrícola y que estamos cumpliendo a través de nuestros servicios”, dijo la titular del agro regional, Carolina Torres.
La gobernadora de Linares, María Claudia Jorquera, valoró las medidas que esperan sociabilizar a la brevedad. “Sabemos que la situación es difícil. Los remolacheros han firmado los contratos con la condición de entregar el producto en Chillán. No sabemos qué sucederá con la planta porque Iansa es una empresa privada y no hemos tenido comunicación con ellos”, dijo la autoridad.
A través de INDAP se dispusieron más de 335 millones para el territorio linarense, desglosados en un concurso especial de riego focalizado a remolacheros; la creación de un nuevo grupo de alianza productiva para entregar asistencia técnica a 40 productores remolacheros; un concurso especial del programa de desarrollo de inversiones (PDI); y un concurso focalizado del programa de recuperación de suelos degradados (SIRSD).
En tanto el SAG Maule y con el financiamiento del Gobierno Regional por la vía del FNDR, se aprobaron mil 104 millones de pesos para mejorar la condición productiva de los suelos de la provincia interviniendo 5.000 hectáreas y beneficiando a 200 productores en un periodo de 3 años.
Estos mil 400 millones de pesos son relevantes pero es necesario apelar al mundo político para salvar la Iansa o en su efecto ofrecer una alternativa de reconversión de la industria en la zona que permita mantener el trabajo y el movimiento agrícola. Trasciende que los tomates podrían ser una buena opción.