Arriba el Maule!

Son muchas las consecuencias que traerá este desastre. Pero los maulinos tienen fuerza y saben ponerse de pie, esta no será la excepción

27 Enero 2017   11   Editorial   Gustavo Alvarado

Todo es devastador, un megaincendio nunca antes visto en el país, y el daño es incalculable. Pasan los días y el fuego sigue arrasando con miles hectáreas, casas y vidas humanas.

Muchas personas lo perdieron todo y están viviendo una pesadilla. Cuesta creer que Santa Olga en la comuna de Constitución ya no esté, que hoy sólo existan cenizas. En un par de horas más de mil casas quedaron reducidas a escombros. Para muchos esto es peor que una guerra, ya que estos poblados parecen que hubiesen sido bombardeados.

Las palabras no bastan para describir una las situaciones más dramáticas que ha tenido que enfrentar la Región del Maule. Una catástrofe sin precedentes y que al ver las imágenes de televisión provocan angustia y tristeza.

Los daños al medioambiente también son tremendos. El académico de la Universidad de Talca Mauricio Ponce,  dijo que  “hay presencia de especies que, con lo sucedido, están en serio riesgo de desaparecer. En ese espectro se encuentran las herbáceas y arborescentes como por ejemplo el Quillay, el mismo peumo u otras como la patagua”.

Las especies mencionadas por el experto son endémicas y están presentes en la zona costera, los valles y la precordillera andina. Añadió que el verano es la estación en la cual los bosques de características mediterráneas deben ser protegidos. Asimismo,  estimó que  25 o 30 años es el margen de tiempo para la recuperación de la flora nativa.

Para que hablar del turismo en toda esa zona. Comenzaban las semanas de más movimiento, pero esto podría frenar todo, esperamos que no, pero desde que partieron los siniestros en todo el borde costero del Maule se notó la disminución de veraneantes.

Constitución se había logrado levantar tras el 27/f. Para este verano se  prepararon diversas actividades para reconquistar a los visitantes.   En este sentido, el daño económico también podría ser muy grande.

Las empresas forestales también entregan a diario su negro balancecon 40 mil hectáreas. Las viñas no se quedan atrás y por ende también hay pérdidas de fuentes laborales.

En fin, son muchas las consecuencias que traerá este desastre. Pero los maulinos tienen fuerza y saben ponerse de pie, esta no será la excepción. Arriba el Maule, arriba Chile!