Asaltos a bencineras

Afortunadamente, las policías han logrado capturar a algunos de los antisociales que han participado en estos actos delictivos. No obstante, es imperioso que se redoblen los esfuerzos para resguardar el orden público.

16 Octubre 2016   5   Editorial   Gustavo Alvarado

Así como los “portonazos” se han convertido en Santiago en una especie de marca registrada del actuar de los delincuentes, especialmente menores de edad, en Talca los asaltos a servicentros han adquirido un peligros perfil de “moda” delictiva.

En el último asalto ocurrió la mañana del pasado viernes, a plena luz de día, en un servicentro ubicado en la esquina de las calles 18 Oriente con 8 Sur, un individuo llegó a la estación de servicio en una motocicleta con la aparente intención de cargar combustible. Sin embargo, sin sacarse el casco, amenazó al vendedor de turno con lo que se presume era un arma de fuego, logrando un botín de 71 mil pesos.

El “modus operandi” fue similar a un hecho ocurrido el jueves, esta vez en un local de comidas ubicado al interior de la estación Petrobras de la Avenida Carlos Schorr, también en la capital regional, en donde un sujeto que llegó manejando un automóvil se llevó 160 mil pesos.

Según la policía, en ambos asaltos las características de los antisociales serían similares, aunque esto “no quiere decir que sea el mismo” individuo.

El 16 de agosto cuatro delincuentes con armas de fuego asaltaron un servicentro Petrobras ubicado en calle 2 Sur con 7 Oriente, desde donde se llevan 50 mil pesos y un teléfono. Los sujetos fueron detenidos por la PDI.

Luego, el 10 de septiembre, dos antisociales con armas de fuego asaltaron el servicentro Copec de calle 2 Sur con 1 Oriente, donde intimidaron a la cajera y se llevaron el dinero reunido durante la noche.

Y, antecediendo a los dos asaltos de la semana que termina, el 22 de septiembre tres asaltantes, además de una  mujer que los esperaba en las cercanías, actuaron en un servicentro Petrobrás de calle 30 Oriente con la Avenida San Miguel. En este caso todos los implicados fueron detenidos.

Los hechos son esos. Afortunadamente, las policías han logrado capturar a algunos de los antisociales que han participado en estos actos delictivos. No obstante, es imperioso que se redoblen los esfuerzos para resguardar el orden público.

Seguramente, Carabineros y la Policía de Investigaciones, dado su profesionalismo, están trabajando para prevenir este tipo de delitos, y así impedir que se transformen en una mal llamada moda.