Austeridad fiscal

Las expectativas de la economía han mejorado sustantivamente en los últimos meses

14 Marzo 2018   5   Editorial   Gustavo Alvarado

El Ministro de Hacienda ratificó que este año se hará una nueva reforma tributaria con el fin de perfeccionar la realizada hace ya casi cuatro años y que entra en pleno régimen este 2018.
Hernán Larraín recalcó que se espera consensuar un proyecto en tal sentido cuyo objetivo es “simplificar el sistema tributario y hacerlo más amigable con el contribuyente”.
El Colegio de Contadores ha advertido en las últimas semanas sobre el engorroso sistema tributario y advirtió las serias dificultades que se tendrán para realizar las declaraciones de impuestos. Incluso llamó a postergar hasta junio la Operación Renta 2018.
En este sentido, el jefe de las finanzas públicas enfatizó que es fundamental que este proceso se desarrolle con normalidad. “Tenemos una dificultad para pagar los impuestos y nosotros queremos que la gente se aproxime al 30 de abril en condiciones razonables y no de estrés tributario”.
Precisó que el objetivo es que se mantengan los plazos de las declaraciones y no posponer el proceso. “Nosotros pensamos que los plazos establecidos en la ley hay que cumplirlos. Nuestra idea es que se mantengan los plazos para la Operación Renta”, afirmó.
Respecto de la situación de mayor estrechez fiscal con que comienza la actual administración y cuyas cifras se conocieron el fin de semana, sostuvo que “si recibimos un mayor déficit fiscal, tenemos que encauzar las finanzas públicas hacia niveles de equilibrio en el mediano y largo plazo. Mediano plazo, porque no podemos esperar tener equilibrio fiscal, balance cero, en el corto plazo. Estamos recibiendo un déficit de 2,1% del PIB. La diferencia entre el 1,7% del PIB, informado anteriormente, y el 2,1% del PIB, son cerca de US$1.100 millones de dólares, por ende no es menor”.
Algunas de las medidas de austeridad que citó el ministro Larraín es que los autos fiscales no se renueven antes de los seis años y también sostuvo que se está realizando un trabajo con la Contraloría General de la República para el buen uso de los recursos públicos.
Estas primeras declaraciones del ministro Larraín se dan en el contexto de un aumento de dos décimas, hasta el 3,5%, del pronóstico de crecimiento del (PIB) para 2018, y en la misma proporción, hasta el 3,7% el de 2019.
La proyección del Banco Central para el PIB de este año se mantiene en un rango de entre un 2,5 y un 3,5%, aunque podría ajustarla al alza en su próximo Informe de Política Monetaria.
Las expectativas de la economía chilena han mejorado sustantivamente en los últimos meses y es de esperar que las medidas que adopten las nuevas autoridades vayan en esa dirección.