Avanza el nuevo Hospital de Linares

Un desafío que requiere el máximo de atención y compromiso de las autoridades y organismos involucrados en el proceso -admitamos complejo– de su concreción.

27 Agosto 2017   4   Editorial   Gustavo Alvarado

Durante la semana que termina el proyecto de construcción del nuevo Hospital de Linares dio otro paso para su concreción. Iniciativa que, sin duda, es uno de los grandes anhelos de los habitantes del Maule Sur.

El jueves se entregó en la Contraloría Regional la propuesta de adjudicación para la licitación del diseño y construcción del recinto, un paso relevante en el proyecto “Diseño y Construcción Hospital Base de Linares”.

Trámite realizado por el director del Servicio de Salud del Maule (SSM), Rodrigo Alarcón, quien explicó que con esta acción se avanza otra etapa en el proceso de licitación, debiendo Contraloría dar el visto bueno para seguir con el proceso.

Y lo que viene es el contrato, después el inicio del diseño y, por último, la esperada construcción.

La autoridad reconoció las complejidades que ha debido enfrentar el proceso. “Esto ha sido un proceso complejo, difícil, ha sido duro, el personal ha trabajado muchísimo y también han trabajado muchísimo las empresas tratando de presentar todos los antecedentes necesarios”, dijo Rodrigo Alarcón.

Para la fase de licitación se presentaron siete empresas, de las cuales cinco reunían los requisitos solicitados, eligiéndose -sostuvo el director del SSM- la que tenía mejor relación precio-oferta. Al respecto, Alarcón calificó la licitación como “bastante exitosa”, ya que el precio ofertado es “similar al presupuesto”.

Un punto a destacar, que fue especialmente enfatizado por Rodrigo Alarcón, fue que el nuevo hospital, dada su condición de recinto de alta complejidad, permitirá descomprimir la demanda que existe en el Hospital Regional de Talca.

En cuanto a sus características específicas, el nuevo Hospital de Linares contará con 329 camas, de las cuales 36 son camas críticas; ocho pabellones quirúrgicos, tres salas de parto integral y 27 consultas médicas, además de un helipuerto.

Se trata entonces de un proyecto, a todas luces, beneficioso para la comunidad de Linares. Un desafío que requiere el máximo de atención y compromiso de las autoridades y organismos involucrados en el proceso -admitamos complejo– de su concreción. Solo de esa forma se podrá garantizar que Linares cuente, en el mediano plazo, con un hospital de primer nivel.