Bárbaro ataque a población civil

Estamos en presencia de una crueldad sin límites que no es posible aceptar, puesto que traspasa los límites de lo tolerable.

07 Abril 2017   5   Editorial   Gustavo Alvarado

El mundo ha asistido horrorizado a uno de los actos más atroces registrado en los últimos años y que hasta el momento ha causado la muerte de al menos 70 personas, muchas de las cuales eran niños y mujeres. Se trata de un ataque aéreo con un agente químico hasta el momento no identificado pero que por sus consecuencias podría ser gas sarín.

El hecho ocurrió al amanecer del martes en la aldea siria de Jan Shijún, ocupada por fuerzas rebeldes al gobierno de Bachar Al Asad. Poco despúes, en otro ataque fue destruido el hospital de la localidad.

Por televisión se pudieron observar escenas de gran dramatismo que son imposibles de ver sin conmoverse hasta las lágrimas y que han causado enorme impacto en la comunidad internacional.

Hasta ahora se ignora quién perpetró este bárbaro  ataque a la población civil, aunque han circulado versiones que se podría tratar de aviones del régimen de Damasco. Incluso, se mencionó que podrían haber sido rusos. Sin embargo, ambos han negado tajantemente ser autores del hecho.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha tratado infructuosamente de emitir una resolución condenatoria al hecho, la cual ha contado con el veto de Rusia, que defiende el régimen de Al Asad.

Estamos en presencia de una crueldad sin límites que no es posible aceptar, puesto que traspasa los límites de lo tolerable.

El secretario de Estado Norteamericano, Rex Tillerson, prometió una "respuesta apropiada por este ataque químico que viola todas las resoluciones previas de la ONU".

Agregó que "es un asunto grave que requiere una respuesta severa" y apuntó que "no hay duda en nuestras mentes, y la información que tenemos poya que el régimen sirio y el liderazgo del presidente Bachar al Asad son responsables de este ataque".

En la misma línea, Donald Trump dijo que "lo que pasó en Siria es una desgracia para la humanidad” apuntó que “pienso que algo debería suceder".

Algunas versiones indican que Trump comunicó a algunos miembros del Congreso que está evaluando una acción militar en Siria en respuesta al ataque químico.

Ello, sin duda, despierta gran preocupación a nivel internacional puesto que una acción militar en Siria podría desencadenar un conflicto bélico de insospechadas consecuencias, dado que el Presidente ruso, Vladimir Putin, es aliado del régimen de Al Asad.

Por otra parte, Naciones Unidas ha demostrado una vez más su ineficacia para enfrentar este tipo de hechos y conflictos. Así lo graficó la canciller alemana, Angela Merkel, quien señaló que "un ataque con armas químicas es un crimen de guerra” y recalcó que "es una vergüenza que no haya habido una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU".

Lo ocurrido no puede ni debe quedar impune, puesto que la brutalidad de este triste episodio nos avergüenza a todos.