Barómetro 2019

23 Agosto   137   Editorial   Gustavo Alvarado

Deficiencias importantes en la ley de transparencia y el incremento de versiones “off the record” a los periodistas, en su trabajo diario con distintas fuentes del sector público y privado, reveló el Barómetro de Acceso a la Información 2019, preparado por la Fundación de la Prensa de la Asociación Nacional de la Prensa (ANP) y Cadem.


La encuesta -en su décimo sexta versión- se realiza luego de consultar a 521 directores, editores y periodistas, a partir de sus experiencias en el trabajo de reporteo con 62 instituciones públicas y privadas, con sus percepciones respecto a las fuentes de información.
El estudio mide tres parámetros, esto es, disposición a la entrega de información; confiabilidad y precisión; así como entrega oportuna de los datos. Así, el indicador general resulta del promedio de dichas dimensiones y en esta ocasión, presentó una baja en el acceso a la información de 3,9 puntos menos en comparación a 2018 (de 41,7% a 37,8%).


Las cinco instituciones con mejor evaluación –de acuerdo con el promedio de las tres dimensiones– son Bomberos (61,6%) en primer lugar, seguido muy de cerca por el Ministerio de Agricultura (61.4% +2.8pts). Completa el podio la Onemi (58,1%, -2.8pts), mientras que en cuarto lugar están empatados el Ministerio de Desarrollo Social (50,2% con -1.6 puntos) y el Ministerio de Bienes Nacionales (50,2% con +10.1 puntos). En quinto lugar, finalmente, se ubica el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género (49% y -4.7puntos).
En esa misma línea, el listado de las instituciones peor evaluadas -según este Barómetro- lo encabeza la Iglesia Católica (15,8% y -3,2pts), seguida esta vez por la ANFP (16,1%), el Ministerio del Interior (20,8% con -14pts), las direcciones de obras (25%) y las municipalidades (25,4%).
Por otro lado, los medios tradicionales de información siguen siendo los que generan más confianza entre los profesionales: el 96% tiene mucha o bastante confianza en la información que obtiene en diarios impresos; 89% de la radio; 85% de diarios y portales online; y 75% de revistas.


Las plataformas digitales, en cambio, son las que -de acuerdo con los entrevistados- albergan más noticias falsas o inventadas. Así, 42% señala que se ha encontrado permanentemente con noticias falsas en Facebook, 34% en WhatsApp, 31% en Twitter y 29% en otras redes sociales. Además, este año se incluyó una pregunta sobre temas de género y el 29% de los encuestados cree que hay poca información y de mala calidad.
Si bien el Barómetro no distingue en cuanto a los medios de comunicación en regiones, podemos decir -con la experiencia acumulada en el Maule- que, en términos generales, el acceso a las fuentes de información del sector público ha mejorado sustantivamente en el último año, en comparación a lo que ocurría en otros periodos.


Es decir, claramente existe un mejor y más expedito acceso a autoridades de gobierno, líderes gremiales y sociales. Sin embargo, también se identifica un déficit respecto a la calidad de la información y, lo que es más importante, en cuanto al cumplimiento de anuncios. Otro aspecto relevante es la transparencia, donde todavía falta mucho por avanzar, pero igualmente existen avances.
Un punto importante es que, más allá de casos excepcionales que han sido oportunamente denunciados, existe un ánimo generalizado de respeto al trabajo de los periodistas y reporteros, de parte de autoridades y líderes de opinión pública. Sin embargo, todavía falta mucho por avanzar, especialmente, tomando en cuenta los avances tecnológicos. Ejemplo de ello es que todavía no se transparenta y transmiten las audiencias de los Consejos Regional, Concejos Municipales o Concejos de Seguridad Comunal, más allá que se trata de sesiones públicas.