Bloqueadores solares

El Estado debe hacerse cargo de esta situación mediante una labor preventiva de resguardo a la salud de la población

23 Enero 2017   5   Editorial   Gustavo Alvarado

Las altas temperaturas que se están dejando sentir en gran parte del país, sumado a los elevados niveles de radiación ultravioleta, generan problemas a la salud, específicamente a la piel y por ello el llamado a la utilización de los protectores solares es recurrente en esta época.

Sin embargo, el acceso a este producto solo está dado en el comercio y, en algunos casos, con un costo no menor para la gente.

Por ello, un grupo de diputados han solicitado a la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, que instruya al Ministerio de Salud la incorporación al catálogo de productos ofrecidos por la Central Nacional de Abastecimiento (Cenabast), bloqueadores y pantallas solares.

Para este fin, los parlamentarios aprobaron una resolución en la Sala de la Cámara de Diputados, el pasado 18 de enero, por 92 votos a favor y una abstención.

La iniciativa fue presentada a la Sala el 5 de enero pasado por una decena de diputados.

Los legisladores dan cuenta que muchas personas en nuestro país no tienen la posibilidad de adquirir protectores solares, en razón del alto costo en el mercado, por lo que estimaron que el Estado debe hacerse cargo del tema, entendiéndolo como un problema de salud pública.

“La principal causa de cáncer de piel es la exposición excesiva al sol. La radiación ultravioleta proveniente de esta daña las células de modo permanente y acumulativo, desde los primeros años de vida. Las quemaduras solares son especialmente riesgosas, ya que dejan un daño mayor. Es por esta razón que el Estado debe hacerse cargo de esta situación mediante una labor preventiva de resguardo a la salud de la población”, especificaron en la resolución.

En tal plano, consideraron que la Cenabast debería contar con este tipo de productos que protegen la piel, con el fin que puedan ser adquiridos tanto por los centros de atención primaria de salud, farmacias populares u otros establecimientos que se abastecen por esta vía.

Se trata de una solicitud que tiene sentido, considerando que hace varios periodos estivales que las temperaturas viene en aumento y con una radiación ultravioleta que es cada vez más dañina.