Brutal ataque a joven

Hechos como estos deben ser investigados para tranquilidad del afectado y su familia, como también de la sociedad linarense.

10 Septiembre 2016   10   Editorial   Gustavo Alvarado

La semana en la provincia de Linares estuvo marcada por el caso de Manuel Morales Cáceres, un joven de 20 años de edad que fue brutalmente golpeado, abandonado en la avenida Circunvalación Exterior Norte y que se ha recuperado de milagro.

Su familia, ante la impunidad de los hechos, decidió alzar la voz y emplazar a los organismos correspondientes a indagar cada detalle del ataque que perfectamente se podría tipificar como un homicidio frustrado o de lesiones graves gravísimas si hubiera sido agredido por terceros y o un cuasidelito de homicidio ante un atropello.

El caso se remonta al pasado domingo 26 de junio tras el duelo entre Chile y Argentina, donde la selección nacional alcanzó el título de la Copa América “Centenario” en los Estados Unidos. Ese día el estudiante y ex funcionario de la empresa “Alimentos del Maule” fue de baile a una conocida discoteca local (Madero) ubicada en la zona de Chacahuín.

Por causas que son desconocidas Manuel Morales fue atacado brutalmente. Las lesiones le provocaron heridas de gravedad en la zona craneana y más aún, agudizando su situación, fue arrojado a la vía pública en este caso la moderna ruta del área norte de Linares y colindante al local nocturno. 

“Las heridas que él recibió lo mantuvieron en la Unidad de Cuidados Intensivos  del Hospital Regional de Talca, en coma inducido, durante una semana, donde fue intervenido quirúrgicamente en tres ocasiones para lograr salvar su vida. Mi hijo vive de milagro”, acotó su progenitora.

Carolina Cáceres comentó que este ataque no puede quedar en la impunidad y que exigen justicia y verdad. “Como familia nos encontramos afligidos pues hasta la fecha no hemos tenido noticias positivas sobre la investigación que realiza la Brigada de Homicidio (BH) de la PDI, donde hay varias aristas que aún no han sido atendidas. Nuestro hijo, gracias a Dios y a su gran fortaleza se encuentra en proceso de rehabilitación, sin embargo nos causa dolor saber que él tenía muchas metas por lograr, debido a que se encontraba estudiando una carrera técnica de nivel superior, además estaba trabajando y nos lastima mucho el saber que por una situación de violencia, él tenga que  postergar todos sus sueños, no siendo capaz de reintegrarse con normalidad a la comunidad  por lo menos durante este año”, subrayó.

Por lo mismo exhortaron al Ministerio Público y la Policía de Investigaciones (PDI) a que agilicen el proceso. “Pedimos, con el respeto que merecen estas instituciones, que comprendan también nuestro dolor como familia, pues el saber que los agresores sí pueden realizar su vida de manera normal por las calles de nuestra ciudad, mientras nuestro hijo continua en terapias, nos frustra de sobremanera. No queremos que este caso quede impune como muchos otros”, término diciendo.

El jefe de la Brigada de Homicidios de la PDI de Linares, comisario Mauricio Martínez, dijo que ellos empatizan con el dolor de la familia Morales Cáceres y que las indagaciones están abiertas y en pleno desarrollo. “Hay varios antecedentes que estamos trabajando y que por el secreto de las pesquisas no se pueden revelar. Hay varias hipótesis y estamos chequeando cada una de ellas con la finalidad de ubicar a los responsables de este caso”, comentó el oficial policial.

Expresó que a la fecha se han realizado distintos procedimientos, se registró el sitio del suceso, se revisaron cámaras de vigilancia y tomaron declaraciones, pero todo está en la carpeta investigativa. Además, agregó, la familia ha estado informada de todas las acciones que está realizando la BH.

Hechos como estos deben ser investigados para tranquilidad del afectado y su familia, como también de la sociedad linarense.