Buen trato al adulto mayor

Para el 2025 este segmento de la población será mayor que el número de menores de 15 años.

31 Mayo 2018   5   Editorial   Gustavo Alvarado

Hace unas semanas se emitió un reportaje en donde se mostraba que muchos adultos mayores, pese a contar con el alta en hospitales, permanecen en algún centro asistencial. Ya sea por no contar con nadie, no tener dónde ir. Pero también están quienes tienen familiares que no quieren hacerse cargo, pese a cobrar sus pensiones.
Realidad de adultos mayores que no son autovalentes, por tanto necesitan que la familia los acoja y que el Estado proporcione recursos que permitan asegurar una vejez digna. Esta es una situación que se repite a lo largo del país, donde quienes sí cumplen el rol de cuidarlos muchas veces se ven sobrepasados por los gastos y por el desgaste emocional que los afecta.
De acuerdo a la proyección de los datos del INE, actualmente el 15,3% de la población del país son personas mayores. En la región del Maule, el 16,2% y en la provincia de Cauquenes, esta cifra aumenta considerablemente, pues el 21,4% de sus habitantes representan este segmento.
Incluso, de acuerdo a la proyección de cifras, para el 2025 este segmento de la población será mayor que el número de menores de 15 años en el país. Por ello, es clave fortalecer las relaciones intergeneracionales y construir una sociedad para todas las edades.
Por tanto, se necesita no sólo que el Estado asuma el compromiso, sino que toda la sociedad tome el desafío de enfrentar el envejecimiento de la población, con iniciativas que permitan impulsar un cambio de actitud hacia los adultos mayores, para que sus derechos, autonomía y participación sean respetados.
El 15 de junio se conmemora el “Día mundial por el buen trato al adulto mayor”, ante ello no sólo el Servicio Nacional del Adulto Mayor –Senama- programa actividades para promover el “buen trato”, sino que cada vez son más las instituciones públicas que se han sumado, con el fin de impulsar un trato digno.
No se debería limitar a un día, ni a un mes especial, para incentivar el buen trato a las personas de mayor edad, sino que se debería trabajar en que nuestra sociedad se prepare para acoger y brindar los espacios saludables para quienes envejecen. Tan escasos en los sectores vulnerables, donde muchos de ellos son maltratados, incluso por quienes los deberían proteger.
Este mes de junio se debe reafirmar un compromiso como comunidad, no sólo para tomar conciencia sobre el abuso, maltrato y abandono en la vejez, sino que debería ser la instancia para buscar acciones, junto con el apoyo institucional, de cómo comprometerse en garantizar el respeto de los derechos de los abuelitos durante todo el año, durante todo el tiempo de su vida.