Buenas noticias para el Museo

El llamado a licitación revive este lugar de relevancia patrimonial e histórica

21 Enero 2018   10   Editorial   Gustavo Alvarado

Es, quizás, una de las esquinas más emblemáticas de Talca, un punto lleno de historia y clásica postal turística. El Museo O’Higginiano y de Bellas Artes, nos representa como ciudad y es un orgullo para los talquinos.
Lamentablemente, con el terremoto del 27 de febrero de 2010, su infraestructura sufrió graves daños, incluso poco antes de aquella fatídica fecha había sido intervenido para restaurarlo. Sin embargo, la naturaleza dijo otra cosa y la Casa de la Independencia tuvo que cerrar sus puertas.
Ya han pasado casi ocho años y los daños están a la vista, pareciera que el tiempo se hubiese detenido desde el 27/f, incluso, esta casona ubicada en calle 1 Norte con 2 Oriente, presenta un riesgo para los transeúntes, señaléticas que ya parecen ser parte del inventario del recinto y que indican caminar por la vereda del frente por el peligro existente, en fin, una triste imagen para esta capital regional, que ha tenido que esperar pacientemente para volver a tener este Museo como corresponde.
Afortunadamente llegaron las buenas noticias, porque esta semana se informó que partió la licitación para restaurar el monumento histórico. Importante paso, que se concreta justo cuando se acerca el bicentenario de la proclamación de la Independencia de Chile y un nuevo aniversario del terremoto del 2010.
La Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam), publicó el pasado jueves 18 el llamado a licitación para la reparación de la casona.
Ahora vienen fechas claves y el 5 de marzo debería conocerse la empresa adjudicada. El proyecto, que debería estar terminado el año 2019, tiene un costo de 1.050 millones de pesos. El director del Museo O’higginiano y de Bellas Artes, Alejandro Morales, comentó que se trata de “un proyecto de rescate patrimonial para Talca y la Región del Maule”, que viene a simbolizar el inicio definitivo de la restauración y reconstrucción de este inmueble que es Monumento Histórico Nacional”.
Morales, explicó que las obras deberán contemplar una reparación integral, es decir, restaurar la misma materialidad y técnica con adobe y madera.
Mantener una casona tan antigua requiere de un importante trabajo, que su estructura conserve la línea original y que, además, pueda resistir algún movimiento telúrico de consideración. Con un país tan sísmico como este, muchas casonas están condenadas a desaparecer. Pocas quedan, y es clave invertir en ellas para que sigan siendo historia viva.
Esta vez, el llamado a licitación revive este lugar de relevancia patrimonial e histórica. Bien por el Museo O’Higginiano y de Bellas Artes, bien por la ciudad.