Cambio climático

Esta Ley va a ser construida desde las regiones a través de un proceso altamente participativo

06 Julio 2018   17   Editorial   Gustavo Alvarado

El Gobierno anunció el inicio del proceso de elaboración de la ley marco de Cambio Climático, tema de vital importancia que está llamado a enfrentar un grave problema cuyas primeras manifestaciones se comienzan a advertir en el mundo y de las cuales nuestra región no está ausente.
El uso y abuso de los recursos naturales ha llevado a una crisis que estamos aún lejos de valorar sus efectos, pero que las generaciones venideras van a sufrir a menos que hagamos lo necesario hoy.
Los efectos que sufrirá Chile por el cambio climático son múltiples: aumento de temperatura, menos lluvias, incremento de eventos climáticos extremos, aumento e introducción de nuevas enfermedades, afectación en la cantidad y calidad de productos cultivados, implicancias en el turismo y en los servicios básicos de las ciudades.
La ministra del Medio Ambiente, Marcela Cubillos, sostuvo que “esta Ley va ser construida desde las regiones a través de un proceso altamente participativo” y adelantó que el proyecto será presentado en un año.
En esta línea, desde julio a diciembre se desarrollará la etapa de “Diálogo sobre Ley Marco de Cambio Climático” en cada una de las regiones del país. En ellos participarán ONGs, la academia, comunidades, gremios, sector privado, parlamentarios, seremis de los distintos ministerios y autoridades locales, entre otros.
Asimismo, entre de enero y febrero de 2019 se elaborará el anteproyecto que se someterá a Participación Ambiental Ciudadana (PAC) en marzo. El Gobierno aspira a completar el proceso antes de julio del 2019 para ingresarlo a tramitación legislativa.
Matías Asun, director nacional de Greenpeace, recalcó que se trata de “un anuncio de la mayor importancia para la protección de nuestro patrimonio medioambiental. Será una suerte de proceso constituyente desde donde emergerá el marco jurídico que busca frenar las severas consecuencias que el cambio climático está teniendo y tendrá a futuro en el país”.
Explicó que se estima que las pérdidas ambientales, sociales y económicas en el país debido a los efectos del cambio climático llegarán, el año 2100, a un 1,1 % anual del PIB.
Entre los efectos para nuestra región, se prevé para el año 2030 una disminución de la precipitación entre 5% y 15%. Para el período 2031-2050 la baja será todavía más significativa.
También se proyecta una reducción importante de los caudales y una elevación de la isoterma, lo que se traducirá en una reducción de las reservas de agua y el consiguiente aumento del riesgo de inundaciones y aluviones durante eventos de precipitación extrema y altas temperaturas.
Como se ve, efectos de gran impacto para la actividad agrícola que es necesario aminorar.