Caminos en Vichuquén

Entendiendo que se trata de un problema que claramente no se va a solucionar “de un día para otro”, lo concreto es que a lo menos hay que tratar de “apresurar” la realización de proyectos tendientes a responder las necesidades planteadas

30 Mayo 2017   4   Editorial   Gustavo Alvarado

Cansados de “soluciones parche”, vecinos de la localidad de Llico, ubicada en la comuna de Vichuquén, protagonizaron una marcha de carácter pacífico, instancia donde, portando carteles y lienzos, manifestaron su molestia por la que, estiman, se trata de una “histórica” postergación. El propio alcalde, Roberto Rivera, quien participó de la caminata, recalcó que Vichuquén es por lejos la comuna con menos kilómetros de caminos pavimentados de la provincia de Curicó, recordando, el ejemplo de la denominada Ruta Costera, la cual a diferencia de zonas aledañas, tampoco presenta un mayor adelanto.

Reunidos en un movimiento denominado “Despierta Vichuquén”, durante la alocución que realizó casi al término de la marcha, su vocero, Juan Barra, emplazó a la propia Presidenta de la República, dando a conocer de paso el sentimiento de “abandono” que asegura sienten quienes habitan en Llico, por lo que de ser necesario llegarán “hasta La Moneda” para exigir una solución.

Además de la caminata ligada al tema de la conectividad, el pueblo amaneció con banderas negras, recordando lo que sucedió años atrás, por otro punto largamente anhelado por quienes habitan en dicha localidad, como lo es el acceso al agua potable.

Desde las autoridades, la gobernadora, Cristina Bravo, salió al paso de lo planteado por la comunidad y propuso concretar una modificación al contrato que suscribió el ministerio de Obras Públicas (MOP) con la empresa a cargo de la mantención de los caminos en la comuna de Vichuquén. Según Bravo, por contrato, la empresa global, que se adjudicó la mantención de las aludidas rutas, debe “pasar maquinaria” dos veces al mes, cuando a su juicio se necesita que tal labor se realice a lo menos “una vez a la semana y sobre todo después de las lluvias”.

Junto con ello, pensando en una solución “definitiva”, ya que “el pasar la máquina no viene a satisfacer la necesidad planteada por los vecinos”, la gobernadora formuló un llamado al municipio de Vichuquén para que “presente proyectos para asfaltar los caminos”, y de paso, avance en el “trabajo que pueda llevar a cabo con los vecinos del sector”, de cara a poder concretar “expropiaciones”, ya que la mayoría de tales rutas presentan “menos de tres metros de ancho”, que es la distancia mínima para ejecutar faenas de dicha naturaleza.

Entendiendo que se trata de un problema que claramente no se va a solucionar “de un día para otro”, lo concreto es que a lo menos hay que tratar de “apresurar” la realización de proyectos tendientes a responder las necesidades planteadas por los vecinos. Un rápido recorrido por los caminos de la zona, deja en evidencia que no se está frente a un capricho planteado por unos pocos, sino que más bien se trata de una “exclamación” que requiere ser escuchada.