Camiones en Paso Pehuenche

La región está en presencia de un hito realmente trascendente y es bueno que los habitantes de esta zona lo sientan y entiendan de la misma manera.

11 Abril   57   Editorial   Gustavo Alvarado

En la jornada de ayer se puso en marcha blanca el tránsito de camiones por el Paso Pehuenche, un verdadero hito en la historia de este mega proyecto de conectividad vial y de integración con el vecino país de Argentina.
Después de dos aplazamientos anteriores, finalmente se pudo concretar el cruce de máquinas del transporte a través del corredor binacional. Primero, se informó que el 1 de marzo sería la fecha en la cual se daría el vamos a esta esperada medida. Problemas en el territorio argentino hicieron que se postergara hasta el 22 de marzo. Pero, los mismos inconvenientes no resueltos obligaron a esperar que al otro lado de la cordillera estuvieran las condiciones óptimas para que se ponga en marcha el paso de los camiones.
Mañana se hará un acto oficial con el cual se dará la relevancia que este hecho significa para la región. Esto podría marcar un antes y un después en la historia de nuestro paso internacional. Después de más de seis décadas de empuje, de esfuerzo, de empeño para que el camino esté pavimentado completamente; después de lograr que se priorizaran las inversiones para sortear los inconvenientes que presenta el invierno en la alta cordillera; y tras las negociaciones pertinentes, ahora tenemos un incipiente intercambio comercial con el paso de camiones.
Ya tenemos flujo de turistas constante, ahora tenemos el tránsito de camiones, pero, faltan servicios básicos a lo largo de la ruta. Se necesita dotar de elementos que hagan más atractivo aún cruzar por este paso fronterizo. Se entiende que esto debe venir de la mano con el aumento en el flujo de personas, donde las inversiones privadas ahora deben hacer lo suyo.
La región está en presencia de un hito realmente trascendente y es bueno que los habitantes de esta zona lo sientan y entiendan de la misma manera. De aquí en más se debe seguir dotando al paso de las condiciones para que prontamente se permita el intercambio de una mayor cantidad de productos por este corredor binacional, convirtiéndose en un principal polo de exportaciones vía terrestre después de Los Libertadores.
Pehuenche tiene un potencial mayor del que muchos ven hasta hoy, solo falta contar con visiones que no solo se limiten a un corto periodo, sino que, tal como unos pocos pensaron este paso internacional como lo que hoy, contemos con personas que puedan proyectarlo a los desafíos de las próximas décadas.