“Cáncer” de la corrupción

Así lo dijo el cardenal en su homilía en el Tedeum Ecuménico realizado en la Catedral de Santiago. En su relato, el resaltó que en el proceso eleccionario se deben superar las “desconfianzas” y “polarizaciones estériles”

20 Septiembre 2017   5   Editorial   Gustavo Alvarado

Con estas palabras, el arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati, se refirió a la severa crisis de confianza y credibilidad que afecta a las instituciones públicas y privadas, donde justamente el Congreso Nacional encabeza la lista de las entidades con peor evaluación y cuestionamientos por parte de los ciudadanos.

Así lo dijo el cardenal en su homilía en el Tedeum Ecuménico realizado en la Catedral de Santiago. En su relato, el resaltó que en el proceso eleccionario se deben superar las “desconfianzas” y “polarizaciones estériles”, rematando sus dichos con duras calificaciones a lo que denominó el “cáncer” de la corrupción.

Las palabras del arzobispo fueron escuchadas atentamente por los representantes del parlamento que asistieron a la ceremonia. Dicha institución, en fecha reciente y para conmemorar el Día de la Democracia, llevó a cabo un seminario justamente para reflexionar en tono a la profunda crisis valórica de la política.

El seminario fue inaugurado a nombre de la actual mesa directiva de la Corporación por el segundo vicepresidente, diputado Jorge Sabag (DC), quien recordó variados hitos que llevaron a declarar la celebración internacional, así como la importancia de reflexionar sobre el sistema democrático chileno.

“Nosotros queremos que la democracia se perfeccione y, para eso, es importante tener instituciones democráticas sólidas, que sean conocidas por la ciudadanía y, también, que la democracia, más que las elecciones, sea una forma de vida, una forma de resolver los conflictos que se presentan en la sociedad actual”, sostuvo.

Las diversas ponencias dieron pie tanto a evaluar la actual situación política del país, como las vías que se deberían seguir para avanzar y que, en palabras del Premio Nacional de Humanidades y Ciencias Sociales, Agustín Squella, apuntan a mejorar los actuales estándares de probidad y transparencia de las instituciones.

“No se trata de tener una nueva ética política, sino más ética en la política; no se trata tampoco de apuntar a tener una nueva democracia, sino una mejor democracia, una democracia más digna de ese nombre, de mayor calidad. De lo que se trata es de mejorar la calidad de nuestra democracia para que sea más representativa”, sentenció.

El Día Internacional de la Democracia fue instituido en 2007 por las Naciones Unidas para cada 15 de septiembre, cuyo referente en la Declaración Universal de la Democracia, aprobada por la Unión Interparlamentaria en 1997. Sin duda que es una instancia relevante para la reflexión y la toma de decisiones.

En particular, cuando Chile se apresta a enfrentar un nuevo proceso electoral, donde se renovarán los principales cargos públicos a nivel nacional y regional. Será el momento en que la ciudadanía opine, ratificado a aquellos representantes políticos que están bien evaluados o bien escogiendo nuevos liderazgos.

Así es muy importante que la ciudadanía exija que cada postulante entregue sus planes y propuestas concretas de gestión, evitando dejarse llevar por propaganda electoral u “ofertones” de último minuto. Sólo de esta forma se puede exigir que cada candidato cumpla lo prometido, en especial, cuando se trata de aspirantes al parlamento.