Cauquenes necesita acelerar plan de reconstrucción

Cauquenes quedó más situada en el “rezago”, del cual le será difícil salir si no cuenta con la voluntad política y económica del Estado para poder hacerlo.

09 Marzo 2017   9   Editorial   Gustavo Alvarado

Es habitual escuchar a algunos habitantes de las comunas de la provincia de Cauquenes referirse a que viven en el “patio trasero” de la Región del Maule. Esto tiene significancia dado que es la más apartada de la capital regional, más “trasmano”, pues se necesita salir de la ruta 5 Sur, para adentrarse por la ruta Los Conquistadores para llegar al secano costero cauquenino.

No es fácil llegar a Pelluhue, Chanco o Cauquenes, pese a que se han subsanado problemas de conectividad importantes al arreglar y mejorar las rutas de acceso a la zona. Sigue siendo una zona catalogada como “rezagada”, por tanto las tres comunas fueron incluidas en un plan piloto de este gobierno, con el cual pretenden impulsar el desarrollo en un territorio carente de recursos para hacer inversiones. Con ello cual se pretende “equiparar” con el resto de las regiones que sí tienen más recursos.

El terremoto, la sequía y los últimos incendios forestales dejaron a la provincia en una situación desmejorada, por tanto es de gran importancia que las autoridades se mantengan en “estado de alerta” frente al Plan Maestro de Reconstrucción que elabora el gobierno, cuyo responsable es el ex intendente de Santiago, Sergio Galilea.

La atención se necesita centrarla en la focalización de los recursos en una zona pobre y distante, para que así la ayuda del gobierno llegue a las tres comunas de la provincia del secano costero maulino.

Ante dicho panorama, el senador Manuel Antonio Matta se reunió con Galilea, para conocer en detalles dónde se concentrarían los recursos, indicando que éstos se centrarían en la cartera de Obras Públicas para  la reconstrucción de viviendas, en el aporte a los pequeños propietarios de la agricultura campesina; en la ayuda a los pequeños agricultores y todo lo que tenga que ver con la replantación del bosque nativo, frutales y del sector de las legumbres.

Pese a ser variada la oferta, para el parlamentario DC si bien le parece positiva para paliar las necesidades que presenta la provincia, “ noto una concentración de este plan  en algunas comunas del norte del Maule sur y básicamente en la VI Región, y un desmedro respecto de la zonas del sur, específicamente, la provincia de Cauquenes”, afirmó.

Por tanto, para el senador Matta le es imperioso el subsidio para la reconstrucción de cercos, gallineros, pequeñas bodegas, corrales y al mismo tiempo, implementar un apoyo que signifique que cada una de las familias campesinas  cuenten con un huerto en el cual se aprovisionen en el día a día.

“Es indudable que el estrago ha sido mayor toda vez que nosotros como región del Maule contamos con 400 mil hectáreas quemadas, de las cuales corresponden en un 50% a comunas del sur del río Maule, como Empedrado, San Javier y Cauquenes”, puntualizó.

 

De acuerdo a las cifras entregadas por el gobierno central, hasta el momento el Ejecutivo ha entregado más de  5 mil millones de pesos para los pequeños agricultores, pero aún queda mucho por hacer y levantar.

Si bien las casas consumidas por el fuego fueron pocas, sí la quema de los campos y predios están ocasionando un gran problema en la familia del campesinado, pues lo que antes le generaba ingreso, hoy sólo les significa gastos.

Por tanto, es importante agilizar la ayuda, porque actualmente, luego de tanta catástrofe, la provincia de Cauquenes quedó más situada en el “rezago”, del cual le será difícil salir si no cuenta con la voluntad política y económica del Estado para poder hacerlo.