Celebrar la identidad de la cueca

Es interesante además que aún con los cambios que ha experimentado nuestra sociedad, sin duda hoy más diversa desde distintos puntos de vista, las tradiciones se siguen valorando.

08 Julio 2018   5   Editorial   Gustavo Alvarado

Son muchos los cultores y cultoras de la cueca que celebraron la designación del 4 de julio como el día del cuequero y la cuequera. Una iniciativa que surgió desde uno de ellos precisamente, Sergio Veas, solista de Bafona, y que recogió el Parlamento. El mismo miércoles pasado el Senado aprobó por unanimidad la iniciativa, sancionando así que el día en que nació uno de los nombres más ilustres asociados a esta actividad, Hernán “Nano” Núñez, será el día en que se le rendirá honores a quienes aman y cultivan el baile nacional.
Nano Núñez fue integrante del mítico grupo Los Chileneros, considerado uno de los principales referentes estéticos e identitarios de las generaciones de cuequeros urbanos más recientes.
Pocos lo saben, pero el último de Los Chileneros vive hoy en el Maule. Es Carlos “pollito” Navarro, cantor y acordeonista, quien hoy se encuentra muy afectado de salud en la comuna de Maule.
De esta forma esta fecha no sólo toca a la región por la evidente esencia huasa que define nuestra zona, sino también por esta última circunstancia.
El día del cuequero y la cuequera se ha celebrado en prácticamente cada comuna de la región. Algunas lo hicieron el mismo miércoles 4, y otras lo postergaron para este fin de semana. Ha sido una alegría grande no solo para los directamente festejados sino para todos quienes aman las tradiciones de nuestra zona central del país.
Y en el Maule son una legión, aquí florecen los clubes de cueca, los campeonatos, las agrupaciones. A cada presentación llegan muchas personas como espectadores.
Y aunque sin duda hay más desarrollo de la cueca tradicional, también los hay quienes han desarrollado la cueca urbana, donde el ejemplo más destacable es “Los Bravos de Talca”, con 19 años de trayectoria.
Es interesante además que aún con los cambios que ha experimentado nuestra sociedad, sin duda hoy más diversa desde distintos puntos de vista, las tradiciones se siguen valorando.
De esta forma el día del cuquero y la cuequera ha sido sin duda una positiva iniciativa que refuerza nuestra identidad y que podría ir tomando más fuerza en los sucesivos años.