Circunvalación Norte

Es importante que los automovilistas tomen conciencia y manejen con precaución, pero esto no basta, las calles talquinas tienen cada vez más movimiento vehicular y rutas como estas deben ser mejoradas y adaptadas a los nuevos tiempos.

08 Octubre 2017   4   Editorial   Gustavo Alvarado

La semana pasada fuimos testigos de otro lamentable accidente de tránsito en la avenida Circunvalación Norte. Se trata de un nuevo episodio que dejó una víctima fatal, específicamente un menor de edad. En lo que va del 2017 se han producido dos decesos, pero en años anteriores también se han registrado hechos graves, el 2016 una persona resultó con riesgo vital.

Se trata de una arteria entre la avenida Lircay y Alameda.  Se construyó para mejorar las conexiones viales entre el sector norte y el centro de la ciudad. Si bien es muy utilizada por ser una alternativa que puede ahorrar tiempo de viaje, desde que se inauguró en el año 2010, se han producido diversas colisiones dejando víctimas, lesionados y daños materiales significativos. En el común de los casos se trata de choques por exceso de velocidad o por no respetar la señalética.

Incluso esta semana, un grupo de vecinos que vive en torno a esta ruta salió a la calle para manifestarse por este tema, incluso se la tomaron a la altura de calle 5 Oriente. Colocaron globos blancos y celestes. Aseguran que están preocupados por lo que ocurre, además sus hijos deben cruzar por esta avenida.

Lo concreto de todo esto es que las razones están claras, el capitán de la Sección de Investigación de Accidentes del Tránsito (SIAT) de Carabineros, Carlos Sepúlveda, señaló que  “la velocidad permitida son 70 kilómetros por hora y gran parte de los automóviles que circulan por esa vía no la respeta y se mueven incluso sobrepasando los 100 kilómetros”.

Las reacciones por parte de la autoridades, no demoraron en llegar, el Ministerio de Obras Públicas anunció una serie de medidas para mejorar las condiciones de seguridad de la vía como limpieza y demarcación de la ruta, señalética y las vallas presentes, pintado de solera y la instalación de tachas alertadoras en la calzada.

Todas estas medidas son bienvenidas, sumadas a lo que está haciendo Carabineros con controles preventivos. Un dato importante y que refleja lo que aquí ocurre tiene que ver con las 232 infracciones que se han cursado por exceso de velocidad sólo este año.

Es importante que los automovilistas tomen conciencia y manejen con precaución, pero esto no basta, las calles talquinas tienen cada vez más movimiento vehicular y rutas como estas deben ser mejoradas y adaptadas a los nuevos tiempos.