Clotario

Clotario Blest fue destacado tanto por su obra como dirigente sindical, como por su vida ejemplar en pro de los derechos humanos y de los trabajadores de Chile.

19 Febrero 2017   17   Editorial   Gustavo Alvarado

Al inicio de la presente semana que está finalizando, en el Senado se ingresó una moción que busca ampliar el plazo  para erigir un monumento en memoria de Clotario Blest Riffo, el destacado dirigente sindical que prácticamente marcó la lucha obrera durante el siglo pasado.

Con esta moción se busca renovar la vigencia de la ley N° 19.627, la que fue publicada el 25 de agosto de 1999 y en su artículo 7° disponía que el monumento debía erigirse en el plazo de cinco años, contado desde la fecha de la publicación. En consecuencia, el referido término venció en agosto de 2004.

Sin embargo, los firmantes de la moción manifestaron “que las razones esgrimidas en su oportunidad para rendir homenaje a don Clotario Blest siguen siendo válidas hoy y, además, se mantiene la voluntad para llevar a cabo la ejecución de este monumento, dada la importancia que tiene en la historia social de nuestro país la figura de Blest Riffo”.

Con estos argumentos los senadores proponen renovar su vigencia, por cinco años más para poder concretar el reconocimiento en la ciudad de Santiago.

Clotario Blest fue destacado tanto por su obra como dirigente sindical, como por su vida ejemplar en pro de los derechos humanos y de los trabajadores de Chile. Nació en Santiago el 17 de noviembre de 1899 y falleció en 1990.

En la década del treinta comenzó su actividad sindical al interior de la administración pública, organizando clubes deportivos y la Asociación de Empleados de Tesorería. Su figura alcanzó importancia nacional al lograr constituir, en 1943, la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF). Su fuerte liderazgo e independencia de los partidos políticos, le permitieron alcanzar su máximo sueño, la unidad de los trabajadores, con la fundación de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) en 1953.

Desde esta última organización, encabezó permanentes huelgas y movilizaciones sociales para protestar por las malas condiciones económicas de los trabajadores y a favor de reajustes de sueldos, ante la galopante inflación que desvalorizó rápidamente los salarios de obreros y empleados.

En un discurso de 1960, realizado en la Conferencia Nacional de la CUT, el dirigente sostuvo que los partidos políticos poseen una “actitud y conducta sectaria”, y que se encuentran “empeñados exclusivamente en una carrera proselitista de tipo electoral”.

Pese haber sido un reconocido dirigente sindical y fundador de organizaciones que se mantienen hasta el día de hoy, Clotario Blest vivió sus últimos años en una precaria situación económica, sin querer eternizarse en la cabeza de los movimientos sindicales, fuera de los cargos públicos y sin autos BMW ¡Vaya diferencia!