Conducir en invierno

Es responsabilidad de todos cumplir las normas y medidas de seguridad

10 Mayo 2018   4   Editorial   Gustavo Alvarado

Si bien las lluvias han sido escasas, estamos en un periodo donde en cualquier momento puede caer un “aguacero” o bien una llovizna, por tanto es propicio tomar medidas preventivas para evitar accidentes, debido a que el agua reduce la adherencia de los vehículos al pavimento, por tanto suele convertirse en una gran complicación al momento de conducir.
Este es uno de los principales factores que influyen en la ocurrencia de accidentes de tránsito, cuando el neumático no es capaz de disipar la cantidad de agua depositada sobre la superficie. El agua forma una “almohada” bajo el neumático que evita el contacto con el pavimento, produciendo un deslizamiento incontrolado del vehículo. Ante esa situación, lo recomendable es mantener firme la dirección, evitar los frenazos y las aceleradas bruscas, además, la velocidad debe ser permanente para evitar transferencias de masas que puedan provocar dichos desplazamientos.
Por ello es necesario que el vehículo mantenga los neumáticos en buen estado, pues la adherencia puede disminuir en un 50%. De ahí su importancia de andar con ellos en buen estado.
Son algunos “tips” que no parecieran ser complicados de cumplir, pero que suelen ser poco tomados en cuenta, muchos dueños de vehículos son temerarios al no considerarlo, pues la realidad indica que siempre estamos expuestos a sufrir algún accidente, por tanto el tomar en cuenta esta recomendación permite evitar consecuencias graves.
En época de lluvias, los motocicletas están más expuestos a los accidentes, por ello quienes conducen deben extremar las medidas, pues es vital -literalmente- el uso de un casco adecuado y que la ropa -y accesorios- tengan elementos reflectantes; mantener una distancia razonable y prudente con el vehículo de adelante y evitar ubicarse en “puntos ciegos”. Adelantar sólo por la izquierda y nunca por el lado derecho o usando la calzada. Incluso, el motociclista siempre debe transitar por una pista y no entre los automóviles, porque es fácil que pierda el equilibrio y provocar un accidente.
Estos son sólo algunos aspectos que deben seguir quienes gustan transitar en moto. El anticipar las maniobras de otros conductores, usar un buen equipo de protección y conducir con precaución obedeciendo todas las leyes del tránsito, es esencial para evitar accidentes graves.
Siempre es prudente reforzar estas medidas, con la intención de prevenir accidentes. Y así evitar pérdidas que lamentar, tal como dice el viejo adagio “es mejor prevenir que lamentar”.
Es responsabilidad de todos cumplir las normas y medidas de seguridad, para tener un viaje seguro. Si se logra asumir la tarea de “autocuidado”, estaremos frente a una real disminución de los accidentes de tránsito, pues la mayoría ocurren por maniobras “mal hechas” y el no cumplimiento de normas, pudiendo ser evitadas.