Construcción de paseo semi peatonal en Cauquenes

Hay gente que apoya esta iniciativa de modernización, pero también existen quienes están en “pie de guerra” para impedirlo

29 Diciembre 2016   5   Editorial   Gustavo Alvarado

La semana pasada se generó un revuelo entre feriantes y comerciantes de la calle Balmaceda, vía donde se instalada la tradicional feria los miércoles y sábados en Cauquenes, luego que se iniciaran los trabajos de obra para concretar el proyecto de “Paseo semi peatonal “ en esa zona comercial.

Este hecho generó polémica, donde rápidamente los vecinos del sector (mayoría comerciantes) llegaron al sitio para evitar que las maquinarias continuara rompiendo la calle pues no se habría cumplido el compromiso por parte de la autoridad de iniciar las obras el 2 de enero del 2017.

Esta situación no sólo generó molestia entre los feriantes y locatarios, sino que también se manifestaron las autoridades por el hecho de haberse roto el compromiso previo de la fecha de inicio de la “pega”.

Ante el revuelo, Serviu decidió “tapar” los hoyos, compactar el terreno y se comprometió a reanudar los trabajos el primer día hábil de enero, para no afectar al comercio durante los preparativos de Navidad y noche de Año Nuevo.

Debido a la polémica, el Director Regional del Seviu, Omar Gutiérrez, explicó en detalle el  proyecto denominado Paseo semi peatonal calle Balmaceda de Cauquenes, indicando que esta iniciativa pretende transformar un espacio urbano, para permitir un funcionamiento coherente con la feria que allí funciona y con la modernización del sector.

Este proyecto fue presentado hace varios años por la Municipalidad de Cauquenes al programa de reconstrucción, post terremoto 2010, adjudicándosela.  Siendo sólo la entidad ejecutora el Serviu, con recursos del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, cuya participación es limitada

Hay gente que apoya esta iniciativa de modernización, pero también existen quienes están en “pie de guerra” para impedirlo, indicando que “nunca” se les pidió la opinión, ni se les consideró al momento de tomar la decisión. Incluso, alegan contra la municipalidad por el hecho de que no le pregunto a nadie, a través de una consulta pública,  para poder avalar la decisión de concretar este proyecto.

Es más, el representante de la feria libre, Fredy Henríquez, señaló que en ocho años de dirigencia “nadie nos ha escuchado”, por lo que decidieron movilizarse y llenar las calles principales con camiones, camionetas y gente caminando en protesta por el proyecto del paseo.

 Quienes están en contra de  la iniciativa se manifestaron la tarde del lunes por el centro de Cauquenes, donde difundieron entre los argumentos de la negación del proyecto de mejoramiento que la feria libre de la ciudad es considerada por muchos como patrimonio cultural.

Posiciones y punto de vistas distintos se enfrentan frente a esta obra que pretende mejorar uno de los espacios urbanos más transitados del villorrio, que además pretende dar un lugar más digno y ordenado para que la gente trabaje en buenas condiciones. No son los puestos de telas lo que es considerado como “patrimonio cultural”, sino más bien es el “tesoro vivo”, las personas que dan vida a ese lugar lo que le da el sello singular, atractivo, patrimonial, que hace como un lugar único la feria de Cauquenes.

Faltó una escucha activa entre todos los actores que se ven involucrados y afectados por este gran proyecto el cual, guste o no, se va a materializar. Pero, aún no es tarde para que las autoridades se sienten con quienes no quieren, oigan sus razones y también puedan exponer las de por qué es importante concretar esta obra de modernización. Así, se puede avanzar y negociar el bien común de la ciudad.