Consumo de pescados y mariscos

El Instituto de Salud Pública hace un llamado para extremar los cuidados tanto en la manipulación como en el consumo de alimentos.

22 Marzo 2018   6   Editorial   Gustavo Alvarado

La Semana Santa determina un cambio importante en la dieta de las personas, caracterizado por el aumento del consumo de productos del mar. Es por esto que el Instituto de Salud Pública hace un llamado para extremar los cuidados tanto en la manipulación como en el consumo de alimentos preparados, para minimizar el riesgo de padecer enfermedades gastrointestinales u otras causadas por microorganismos que pueden incluso poner en riesgo nuestras vidas.
Los microorganismos que frecuentemente nos enferman son enterobacterias como la Salmonella y Escherichia coli, bacterias como el Vibrio parahaemolyticus, norovirus y el virus de la Hepatitis A. Ya sean virus o bacterias, la mayoría causan cuadros diarréicos, vómitos, fiebre, que en casos graves de deshidratación pueden comprometer la vida del paciente.
Otro riesgo está vinculado al consumo de productos afectados por “marea roja” y que pueden causar rápidamente parálisis y muerte, entre 2 y 10 horas luego de su ingesta.
Por su parte, desde la Autoridad Sanitaria intensifica su trabajo de fiscalización, con la intención de prever y evitar las enfermedades de transmisión alimentaria. Pues, el gran interés por consumir productos del mar durante los “días santos”, no sólo incide en la alza de precios, sino que también pone en alerta a los centros de salud, ante el aumento de pacientes afectados por algún microorganismo, ocasionado por la incorrecta manipulación o por no comprar en lugares establecidos, poniendo en riesgo la salud de las personas.
Por ello, es necesario indicar como factor de riesgo importante el consumo de alimentos perecibles en vía pública, si es que no se mantienen las condiciones mínimas de higiene o de temperatura a través de una cadena permanente de frío, entre otros.
Paradigmática es la incautación de más de 3 toneladas de pescado hace dos días tras un operativo relámpago efectuado por Carabineros en la Ruta 5. Se trataba de producto con vísceras y sin cadena de frío.
Pero, por otro lado, no se deben descuidar las medidas de higiene en el hogar, pues es ahí donde ocurren la mayoría de las intoxicaciones alimentarias. Tomar este tipo de precauciones permitirá a la familia disfrutar de las bondades del mar, libre de toda enfermedad.