Contagio de VIH fuera de control

Conciencia y responsabilidad son las palabras claves, pero que suenan vacías si no hay real preocupación.

11 Abril 2018   5   Editorial   Gustavo Alvarado

Durante los últimos meses varias organizaciones vinculadas al tema han denunciado que los casos de VIH Sida han aumentado en Chile un 96% entre los años 2010 y 2017, desde 2 mil 968 a 5 mil 816 personas infectadas.
Las cifras, correspondientes a un estudio realizado por el Centro VIH del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, “demuestran que el VIH Sida está totalmente fuera de control y que como país hemos tocado fondo”, precisó el infectólogo y director de la mencionada unidad, Alejandro Afjani.
Los números “apuntan a que hay por lo menos 40 mil personas infectadas que lo desconocen”, advirtió.
Los datos superan los entregados por el ministerio de Salud el pasado diciembre, que daban cuenta de un aumento del 66% en el período indicado.
El ministro de Salud, Emilio Santelices, apuntó que estos datos “escapan a todas las cifras de contagio de los países de Latinoamérica e incluso de África, toda vez que entendemos que en Chile unas 45 mil personas estaban contagiadas con VIH (sin saberlo), pero con esta nueva estimación proyectamos que son 100 mil”.
De acuerdo con el estudio de la Universidad de Chile, el segmento más afectado de la población es el de 15 a 25 años, considerado de alto riesgo.
Frente a este lamentable panorama, urge que el ministerio de Salud y las autoridades responsables asuman este tema como prioritario. Se ha anunciado un programa nacional de prevención que sería lanzado en las próximas semanas lo que aparece como más que oportuno, ya que la pasada administración prácticamente no se preocupó del tema, lo que las cifras evidencian con meridiana claridad.
Una encuesta realizada a 1.273 personas que se sometieron a pruebas gratuitas impulsadas por la Universidad de Chile entre diciembre y enero pasado señaló que el 60,4% de ellas nunca se había practicado un examen preventivo. El promedio de edad de quienes respondieron el sondeo era de 24 años, con tres parejas sexuales anuales.
En nuestra región, la situación no es muy distinta ya que entre 2010 y 2017 los casos notificados se incrementaron de 68 a 126, prácticamente el doble, lo que habla de la urgente necesidad de ampliar la educación sexual, aumentar la entrega de condones y buscar un trabajo coordinado entre las autoridades y las organizaciones dedicadas a esta materia.
Conciencia y responsabilidad son las palabras claves, pero que suenan vacías y vanas si no hay una real preocupación.