Controles de identidad

A la luz de los datos actuales no hay evidencia que exista un avance en la persecución de la delincuencia.

11 Septiembre 2017   10   Editorial   Gustavo Alvarado

Hace tan solo unos días, la Comisión de Seguridad Ciudadana de la Cámara de Diputados recibió la presentación de la Fundación Paz Ciudadana, que revisó la evidencia, ya sea en datos y cifras,  generada durante el primer año de implementación del control preventivo de identidad, para valorar sus resultados y la pertinencia de ampliar su uso a personas entre 16 y 18 años.

Cabe señalar que actualmente se estudia un proyecto que modifica la ley N° 20.931, que facilita la aplicación efectiva de las penas establecidas para los delitos de robo, hurto y receptación, y mejora la persecución penal en dichos delitos, en materia de control preventivo de identidad.

Una de las conclusiones entregadas en dicha oportunidad es que no se visualiza un efecto de la ley 20.931 en la disminución de órdenes de detención pendientes.

Pero fue el director ejecutivo de la Fundación Paz Ciudadana, Daniel Johnson, quien fue más claro a la hora de evaluar el efecto de la controversial medida. “Los números arrojan que lamentablemente no existe una mejora en el sistema. No hay un mayor número de controles y la efectividad del sistema es relativamente baja”, afirmó de manera categórica.

El profesional recordó que una de las razones que justificaba la implementación de esta norma era que podría ser útil para poder pesquisar órdenes de detención pendientes. “Sin embargo, cuando hacemos el análisis de los casos nos damos cuenta que la norma nueva tiene la mitad de efectividad que la norma antigua”, precisó.

Considerando que el fin inicial es evaluar la actual normativa para ampliar su uso a personas de menor edad, la propuesta del especialista es que se debe contar con mayor grado de información que justifique aplicar una medida de este tipo, ya que a la luz de los datos actuales no hay evidencia que exista un avance en la persecución de la delincuencia.

Ahora bien, teniendo en cuenta que no está el impacto esperado, podría caerse en la tentación de derogar rápidamente la normativa y eliminar los controles preventivos de identidad. Eso sí, será mejor acatar las recomendaciones que hace la Fundación Paz Ciudadana, que insta a que se reúna la mayor cantidad de antecedentes que verdaderamente den prueba que ampliar controles de identidad a jóvenes entre 16 y 18 años va a mejorar los índices en el combate contra la delincuencia.