Crisis de donantes

Son las propias familias las que no respetan la voluntad de un donante

27 Junio 2018   9   Editorial   Gustavo Alvarado

Cerca de mil quinientas personas esperan en el Maule una donación de riñón para poder sobrevivir. Muchos de ellos pasan más de una década en diálisis y algunos mueren en la espera y hoy son solo un recuerdo en la memoria de sus familias y amigos. En el Maule este año se ha realizado solamente un trasplante de donante cadáver, que además era de otra región.
Sin embargo, podría ser diferente si existiera realmente un sentido de solidaridad y conciencia sobre la necesidad de legar vida, legar esperanza, legar futuro.
Pero en nuestra región la situación ha llegado a una crisis que, en todo caso, no es muy diferente a lo que ocurre en el resto del país. En lo que va del año en la región se han producido seis casos de muerte encefálica que, lamentablemente, no eran donantes.
Esto revela una dura y cruel realidad, puesto que muchas veces son las propias familias las que no respetan la voluntad de un donante y toman la última decisión que es negativa, vaya uno a saber por qué.
La coordinadora de procuramiento del Hospital de Talca, América Cornejo, apuntó a una compleja razón, ya que a su juicio “el Estado no está haciendo respetar la ley; la gente dice no sacamos nada con seguir siendo donantes si la familia está diciendo que no”. En este sentido, señala que “es importante que la familia tenga conciencia de que si el paciente es donante, que se respete, y el Estado también que haga cumplir la ley, porque así como Contraloría nos prohíbe hablar con las familias de los No Donantes, que el Estado impida que las familias de los que sí son donantes, se opongan”.
Ahí parece estar el centro de este problema que está impidiendo que muchas personas puedan cumplir sus sueños de una vida mejor.
Sin embargo, el escenario es aún peor, puesto que a la caída en el número de órganos procurados este año en relación a 2017 se suma el cierre por razones presupuestarias de la Corporación del Trasplante, que realizaba una valiosa tarea de educación a nivel nacional.
El tema ha despertado la preocupación de las autoridades que se han dado cuenta que finalmente la Ley del Donante no ha tenido los resultados presupuestados y se aprontan a buscar soluciones.
La razón pareciera estar en la necesidad de efectuar un cambio cultural profundo en la sociedad chilena, ya que cuando no se requiere de un trasplante muchos se oponen, pero cuando llega la hora de requerir uno son los primeros en la fila.