Danza de millones para Ley de Cuotas

Es el costo de la democracia y de la ampliación de oportunidades para participar en política. Ahora, está en que quienes participen de ella dejen la buena impresión de que no se están dilapidando los recursos que son de todos.

18 Septiembre   204   Editorial   Gustavo Alvarado

Hace unos días, por unanimidad, la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados aprobó los recursos para financiar la implementación de una ley de cuotas de género para las elecciones de los consejos regionales y concejos comunales, que considera una bonificación por voto para candidatas mujeres.
De esta manera, serán cerca de 1.900 millones de pesos los que se destinarían para financiar la implementación de una ley de cuotas de género para las elecciones de cuerpos colegiados a nivel municipal y regional.
Los recursos van a provenir del Tesoro Público y se destinarán, principalmente, a financiar una bonificación de 0,01 UF por voto que obtengan todas las candidatas que postulen a los concejos comunales, alcaldías, gobiernos regionales y consejos regionales.
Ahora bien, la estimación de los recursos se hizo considerando datos de las elecciones municipales de 2016 y de consejos regionales de 2017. Para estimar el gasto que implicaría la nueva elección de gobierno regional, se realizó un cálculo considerando los resultados de las elecciones parlamentarias de 2017.
Con estos datos, se estimó que, para financiar la bonificación de los votos, se destinarían cerca de mil 500 millones de pesos, de los cuales dos tercios se utilizarán en las próximas municipales y el tercio restante en las de consejeros regionales de 2021.
En síntesis, la suma de estos nuevos recursos significaría un aumento de un 5,9% del presupuesto que actualmente se destina para el financiamiento de estos procesos eleccionarios.
El proyecto, que ahora será debatido y votado en Sala, también considera cerca de 350 millones de pesos para el Servel, de modo que pueda fortalecer los departamentos necesarios que tendrán que procesar un volumen mucho mayor de información cuando la norma entre en vigencia.
En el espíritu de esta modificación legal está la entrega de un incentivo, un estímulo a las candidatas que postulan a esos cargos y, además, así evitar una discriminación que sería odiosa al financiar ciertos cargos y otros no. No obstante, todas estas medidas implican un gasto adicional al Estado. Es el costo de la democracia y de la ampliación de oportunidades para participar en política. Ahora, está en que quienes participen de ella dejen la buena impresión de que no se están dilapidando los recursos que son de todos.