Delitos en Linares

Es de esperar que las indagaciones avancen y se pueda entregar una respuesta a las familias de estas personas que exigen justicia y verdad.

29 Septiembre 2018   11   Editorial   Gustavo Alvarado

La comunidad linarense a través de sus diversos líderes ha expresado su preocupación por delitos de alta connotación pública y que se mantienen en la más absoluta impunidad.
Un tema delicado dado que históricamente, a excepción de situaciones muy puntuales, la zona se ha caracterizado por su tranquilidad y ser un lugar para vivir en familia.
Durante este año se han originado hechos muy violentos y que tiene que ver particularmente con dos homicidios, un atropello y el misterioso deceso de la ex funcionaria municipal Catita Vásquez. El primer hecho que no cuenta con ningún formalizado dice relación con la muerte de Adriana Rosales Barros, quien falleció degollada en el sector de Huapi Alto, al sur de Linares. La mujer de 67 años fue encontrada fallecida al interior de un canal.
A ella se suma el fallecimiento de Catherine Vásquez. En este caso la familia insiste en participación de terceras personas, pese que los informes periciales de la BH de la PDI hablan de suicidio.
El tercer homicidio que está en la impunidad se relaciona con el joven de 25 años de edad, Ignacio Canales Hernández. Se trata de un crimen violento dado que la víctima fue ultimada de disparos en la cabeza al interior de una casa abandonada de calle Serrano con avenida Presidente Ibáñez. El último hecho que también es un enigma es el deceso de Mauricio Muñoz Muñoz, de 20 años de edad. Este joven, en un confuso incidente, murió tras ser atropellado. El conductor está identificado, pero no detenido. El occiso participó de una pelea el pasado 19 de septiembre al interior de la población Nuevo Amanecer.
Por lo mismo algunas autoridades han alzado la voz pidiendo que los organismos correspondientes agoten todas las instancias y se pueda aclarar cada una de estas situaciones.
El concejal Jesús Rojas evitó responsabilizar a un estamento determinado en esta suerte de “impunidad” que ronda en el ambiente local. “La seguridad pública es responsabilidad de todos. Cada servicio debe trabajar, hacer su labor e llevar a la justicia a los imputados. En lo particular me preocupa el aumento en el consumo de pasta base entre los jóvenes de todos los sectores e incluso al interior de los colegios. Por eso debemos poner un freno al tema”.
Por su parte, la senadora DC por el Maule, Ximena Rincón, señaló que no es una buena señal que estos casos no estén aclarados. “Conozco al nuevo fiscal regional Julio Contardo. La temática de seguridad pública es vital. Linares es una zona tranquila y espero que las indagaciones avancen”.
Desde el Ministerio Público de Linares han insistido en que todas las causas están abiertas. La fiscal jefe Carola D’Agostini aseguró que se está a la espera de peritajes biológicos y químicos obtenidos desde los sitios del suceso para avanzar en algunos casos. “Son causas complejas pero que están en curso, abiertas y no guardadas en un cajón”, apuntó.
Es de esperar que las indagaciones avancen y se pueda entregar una respuesta a las familias de estas personas que exigen justicia y verdad.