Derechos de la mujer

Esta es una fecha en que no se conmemora a la mujer solo por su género

08 Marzo 2018   11   Editorial   Gustavo Alvarado

En 1908, 130 mujeres perdieron la vida en el incendio que afectó a la fábrica Cotton de Nueva York, lugar donde se encontraban en huelga para exigir la reducción de la jornada laboral a 10 horas, un salario igual al de los hombres, tiempo para dar leche materna a sus hijos, entre otras proclamas.
Han pasado 110 años desde que el dueño de la fábrica ordenó encerrar a las mujeres e incendiar el sitio, provocándoles la muerte. Tras este triste suceso, en 1977 la Organización de las Naciones Unidas (ONU), declaró el 8 de marzo como el Día Internacional por los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional.
Es habitual ver cada 8 de marzo cómo se saluda a las mujeres, regalando chocolates, flores, entre otros presentes. Para muchas es un día de “regaloneo”, para otras es la instancia para reflexionar y reivindicar los derechos.
Cada vez se toma mayor conciencia que no es una fecha para celebrar, sino más bien para conmemorar. Tomando como ejemplo la batalla de las obreras textiles, quienes en el año 1857 tomaron la decisión de salir a las calles de Nueva York a protestar por las míseras condiciones en las que trabajaban.
Es una fecha que no se conmemora a la mujer solo por su género -solo por ser mujer-. Es un día que se conmemora a la mujer trabajadora, que lucha por mejores condiciones de trabajo, que están conscientes del rol importante que cumplen en la construcción de nuestra sociedad.
Actualmente, las mujeres están más conscientes de su lucha contra el machismo en su forma más extrema, que se manifiesta por el abuso y femicidio. Y, por otro lado, para reivindicar sus derechos laborales y reclamar por la igualdad salarial.
Situación que este año movilizará a mujeres organizadas de más de 150 países, para participar en una huelga internacional. Donde Chile no será la excepción, pues en distintas ciudades y comunas se están organizando movilizaciones para exigir sus derechos y denunciar la violencia que las acecha.
Las exigencias hechas durante la primera conmemoración del Día de la Mujer, la que se desarrolló el 19 de marzo de 1911, eran solicitar igualdad laboral entre ambos géneros, apertura a los cargos públicos y la posibilidad de sufragio para mujeres. Llamando la atención que del listado de solicitudes realizadas por las féminas de 1911, solo avanzamos en el derecho a sufragio.
Hoy, nadie se sorprende que las mujeres no pidan permiso legal al cónyuge para salir del país, disponer de bienes propios u ocupar un cargo público. El desafío está en avanzar en los derechos pendientes: dejar de estar entre los países más desiguales en términos laborales, según la OCDE. Y evitar la violencia de las que son víctima a diario muchas mujeres del país.