Desarrollo sustentable

Entonces, si bien la construcción de la central es una señal potente de activación económica, también se debe resguardar la integridad ambiental de los recursos naturales y su impacto en las comunidades que acogen estos proyectos. Es la única manera de alcanzar un desarrollo sustentable.

11 Septiembre 2016   4   Editorial   Gustavo Alvarado

En tiempos de incertidumbre económica, con pobres cifras de crecimiento, proyectos como el de la central Los Cóndores, que se construye en  la zona cordillerana de la provincia de Talca, asoman como una luz de esperanza para un país que no logra sacudirse de una preocupante falta de confianza.

Al menos así lo dejó entrever la visita del ministro de Energía, Máximo Pacheco, a las obras de la central que ejecuta Endesa y que presentan un 35 por ciento de avance, proyectándose que estén finalizadas en diciembre del 2018.

“En la última licitación eléctrica, el 52% de los proyectos que se adjudicaron son nuevos, que hay que construir. Eso significa más de tres mil millones de dólares en inversión”, dijo el ministro durante su visita.

Y para mayor abundamiento, sostuvo que “energía es el sector número uno en Chile en inversiones”. También detalló que en la actualidad se está construyendo el doble de las centrales que al inicio del actual gobierno.

El ministro Pacheco recorrió, junto a los altos ejecutivos de la empresa hidroeléctrica, los trabajos que se llevan a cabo de manera subterránea en parte de los 12 kilómetros de túnel que va desde la Laguna del Maule hasta la caverna en el sector del Campanario.

Asimismo, la autoridad recalcó que se trata de un proyecto hidroeléctrico sustentable que “va a ayudarnos a producir energía limpia para continuar bajando los precios de las cuentas de la luz que impacta a los hogares y a la economía”.

Y no dejó de mencionar otro punto a favor, como lo es la absorción de mano de obra con dos mil trabajadores, de los cuales el 35 por ciento es de la zona maulina.

Por su parte, el presidente de Enersis (controladora de Endesa), Herman Chadwick, explicó que hay inversiones en carpeta en energías renovables no convencionales, descartando más centrales a carbón.

De este modo, se enfatiza un asunto no menor que tiene que ver con la preocupación medioambiental expresada por distintas instancias ciudadanas, tal como quedó en evidencia durante la actividad encabezada por el ministro de Energía, con la presencia de comunidades que protestaron por el uso del recurso hídrico por parte de las empresas hidroeléctricas.

Entonces, si bien la construcción de la central es una señal potente de activación económica, también se debe resguardar la integridad ambiental de los recursos naturales y su impacto en las comunidades que acogen estos proyectos. Es la única manera de alcanzar un desarrollo sustentable.