Descentralización

Muchos proyectos locales requieren tramitación en Santiago, lo que demora innecesariamente su aprobación y ejecución. Estamos en buen camino, pero tenemos que ponernos todos de acuerdo para que no nos empantanemos.

16 Abril 2017   6   Editorial   Gustavo Alvarado

Importantes conclusiones en favor de leyes claves para concretar la anhelada descentralización política y administrativa del país, se lograron en un reciente seminario denominado “Desafíos del arranque de la descentralización: preparando el nuevo escenario de gobernadores regionales electos”.

La actividad se realizó en el Congreso Nacional y sus resultados se pueden revisar en detalle en la página web de la Biblioteca del Congreso Nacional (BCN). En el debate expusieron diputados, senadores y autoridades de gobierno que integraron la Comisión Asesora Presidencial en Descentralización y Desarrollo Regional

La ocasión dio lugar al lanzamiento del libro "El Arranque de la Descentralización: Desatando las amarras del centralismo chileno", texto que ofrece un análisis crítico del período comprendido entre los años 2014 y 2016, esto es, con la reforma constitucional de elección de los futuros Gobernadores Regionales.

Al respecto, en la apertura del seminario, el actual presidente del Senado y senador por el Maule Norte, Andrés Zaldívar (DC), sostuvo que "hemos tenido mucho discurso de descentralización, pero no hemos logrado avanzar en una transformación tan importante y tan querida. Actualmente existe una injusticia de tipo territorial”.

“Muchos proyectos locales requieren tramitación en Santiago, lo que demora innecesariamente su aprobación y ejecución. Estamos en buen camino, pero tenemos que ponernos todos de acuerdo para que no nos empantanemos. Yo pondré todo el esfuerzo para que esto sea una realidad", agregó senador Zaldívar.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados, Fidel Espinoza (PS), afirmó que “la hoja de ruta hacia la descentralización del país sigue estando inconclusa y, en materia legislativa resta aprobar el proyecto de ley en materia de regionalización, mediante el cual se traspasan competencias a los gobiernos regionales”.

“Asumo una postura crítica de lo que como país hemos sido capaces de hacer por las regiones, por lo que haré votos para que el proceso de descentralización siga avanzando de forma progresiva, en beneficio de las personas que hacen patria en cada uno de los rincones de Chile”, precisó el diputado Espinoza.

Las opiniones de ambas autoridades abren positivas expectativas de que, al menos en el Poder Legislativo, existe el interés por avanzar decididamente en las restantes legislaciones que permitan hacer realidad la elección de Gobernadores Regionales y, con ello, el traspaso de facultades desde el nivel central al regional.

Lo más preocupante es que en los escasos planteamientos que se conocen de quienes se han proclamado o han sido proclamados como candidatos presidenciales, no se ha escuchado ninguna propuesta relevante -más allá de decir que están a favor- en materia de descentralización, un factor clave para el desarrollo del país.

Muy por el contrario. Cada vez más, la discusión sigue entrampada en temas que importan casi exclusivamente al centro del poder político y económico. Pero nadie hace notar que los avances en descentralización tienen no sólo una mayor rentabilidad social, sino también un impacto estratégico en la economía.