Desmejorada posición de la mujer

Las mujeres chilenas con educación superior ganan el 65% del sueldo recibido por un hombre

12 Septiembre 2018   8   Editorial   Gustavo Alvarado

Las mujeres chilenas con educación superior ganan el 65% del sueldo recibido por un hombre licenciado con el mismo nivel educativo, lo que corresponde a la brecha salarial más importante entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).
En su estudio anual sobre la educación la organización contrasta ese dato de Chile, obtenido en 2015, con el promedio de los países OCDE, que indica que las mujeres con estudios superiores ganan el 74% del salario de un hombre. Esta brecha del 35% es la mayor de los países de la entidad y se da pese a que en Chile las tasas de logro educativo están equilibradas entre ambos sexos.
En nuestro país, en la población entre los 25 y los 64 años, hay un 22% de hombres y mujeres con educación superior, frente al promedio de la OCDE que marca un 39% para mujeres y un 33% para los hombres.
Esta tendencia también se observa en los niveles educativos más bajos y para las generaciones más jóvenes.
Entre las mujeres de 25 a 34 años, un 31% contaba con educación superior completa y un 52% tenía educación media completa en 2015, mientras que entre los hombres los porcentajes son del 28 y el 55, respectivamente.
Sin embargo, en Chile las mujeres tienen menos probabilidades de encontrar empleo.
En promedio, un 79% de las mujeres entre 25 y 64 años que ha egresado de educación superior posee trabajo remunerado, en comparación con el 91% que alcanzan los hombres titulados.
Esta brecha es más alta que el promedio en los países de la OCDE (9 puntos porcentuales), pero similar a otros países latinoamericanos como Brasil, Colombia y Costa Rica (11 a 13 puntos porcentuales) e inferior a México (17).
En términos generales, el nivel educativo en Chile permanece aún por debajo de la media de los países de la OCDE: el 35 % de los adultos entre 25 y 64 años no termina la educación media, 14 puntos porcentuales más que en la OCDE.
Los niveles educativos son más altos para las generaciones más jóvenes. La proporción de personas entre 25 y 34 años que no completaron su educación media es solo del 17% (15% en la OCDE).
Se trata de ominosas cifras que dan cuenta de la desmejorada situación de la mujer en nuestra sociedad, materia que proviene de siglos de postergación. Pese a los esfuerzos de los últimos años, se ha avanzado poco por lo que se requiere acelerar este proceso de manera de llegar a una situación de mínima justicia y equidad.