Destrucción de armas de fuego

La cantidad de armas ilegales que circulan por el país constituye un tema en extremo preocupante

19 Julio 2018   7   Editorial   Gustavo Alvarado

El Gobierno señaló recientemente que hay más de 200 mil armas en el país con paradero desconocido, por lo que es importante lograr establecer la ubicación de todo este armamento.
“Tenemos un registro oficial de 753 mil armas, de las cuales 519 mil se sabe sobre su procedencia y domicilio. El resto, que corresponde a 234 mil armas, no se sabe sobre su paradero”, alertó el ministro del Interior, Andrés Chadwick.
Sobre esta base, el Ejecutivo ha indicado que trabaja en ajustar la ley que regula el control de armas. Los cambios irán dirigidos en mejorar la comunicación entre los sistemas que tienen los registros, que actualmente se encuentran ubicados en la Dirección General de Movilización Nacional (DGMN), y los organismos encargados de la fiscalización.
El prefecto de Control de Armas y Explosivos de Carabineros (OS-11), coronel Andrés Troncoso, destacó que es importante fiscalizar parla lograr establecer la ubicación de todo este armamento. “El tema es fiscalizar, establecer dónde están. Hay personas, por ejemplo, que dicen ‘me la robaron’. Se debe saber dónde están regularmente, en este sentido, es muy importante establecer que se ataque este problema y permitir a los órganos hacer una fiscalización más frecuente y expedita”.
El pasado 4 de julio, unas 2 mil 500 armas de fuego fueron inutilizadas en Chile en una destrucción masiva de armamento que estaba bajo custodia de Carabineros, bien fuera por la entrega voluntaria o por la incautación en la comisión de un delito.
Pistolas, escopetas, revólveres y fusiles, entre otras, fueron sacadas de circulación definitivamente. De las armas que se destruyeron, aproximadamente un millar de ellas participaron en diferentes tipos de delitos, como violencia intrafamiliar, algunos delitos relacionados con la ley de control de drogas, y en algunos casos delitos tan violentos como el homicidio.
De ellas, 264 fueron decomisadas en la Región del Maule producto de operativos policiales y órdenes judiciales, como de entregas voluntarias y anónimas que realiza la propia ciudadanía, acogiéndose a la ley vigente.
El jefe de la VII Zona Maule de Carabineros, general Héctor Salazar, recalcó que “el llamado es siempre a regular las armas que tiene la ciudadanía. Carabineros está siempre en un permanente control y fiscalización en los domicilios si esas armas están ahí o no”, dijo.
La cantidad de armas ilegales que circulan por el país constituye un tema en extremo preocupante por lo que es importante evitar su compra ya que pueden caer en manos de delincuentes y colaborar con la entrega de aquellas que no están inscritas y que son un peligro para la sociedad.