Día de elecciones

Esperemos que los chilenos muestren su interés por este proceso democrático, vivimos un día clave. Por eso, cada voto es importante sobre todo en esta estrecha competencia.

17 Diciembre 2017   7   Editorial   Gustavo Alvarado

Y llegó el día… estamos viviendo una jornada histórica, la segunda vuelta de las elecciones presidenciales más estrechas desde hace muchos años. Sin duda, pocos se atrevieron a entregar una proyección de los resultados que hoy conoceremos. La pelea por llegar a la Moneda entre Sebastián Piñera y Alejandro Guillier será voto a voto, seremos testigos de una tarde intensa, con extrema expectación. Todo un país atento a lo que ocurra. A eso de las 19.30 horas deberíamos tener los primeros resultados y antes de las 21 horas se debería conocer al próximo Presidente de nuestra nación por los próximos cuatro años.
Por eso es importante que los chilenos acudan hoy a las urnas, hay que elegir el Chile que queremos. No quedarse en la casa y ver este proceso desde afuera, tenemos que ser protagonistas. En la primera vuelta, el pasado 19 de noviembre, menos de la mitad de los compatriotas votó. Desde que en Chile se implementó la inscripción automática y el voto voluntario, la abstención ha sido la principal protagonista en los diversos procesos electorales hasta la fecha.
Según datos entregados por Emol respecto a la abstención en nuestro país, en las municipales de 2012, las primeras elecciones con voto voluntario, un 57% del total de personas que estaban habilitadas para sufragar, no lo hicieron. Luego, vino la primera vuelta de las presidenciales de 2013, donde un total de 6.696.229.000 personas fueron a votar, registrándose una participación del 49,3% y una abstención del 50,6%. Pero esto fue cada vez más complejo ya que para la segunda vuelta donde se enfrentó Michelle Bachelet y Evelyn Matthei, la abstención llegó al 58% del padrón. Para las pasadas elecciones municipales de 2016, apenas el 34% de los electores ejerció su derecho a voto. Así, de un padrón de 14,1 millones de personas, sólo votaron un tercio de los habilitados. Si bien para estas elecciones la cifra de abstención se redujo respecto a las últimas municipales, aún se mantiene la tendencia que se ha visto desde 2012, en donde menos de la mitad de los votantes habilitados ha concurrido a las urnas.
Hoy, tenemos la oportunidad de frenar este fenómeno, esperemos que los chilenos muestren su interés por este proceso democrático, vivimos un día clave, por eso, cada voto es importante sobre todo en esta estrecha competencia.