Día de la Libertad de Prensa

Los medios deben reforzar sus estándares de profesionalismo y responsabilidad social

04 Mayo 2018   3   Editorial   Gustavo Alvarado

Ayer se celebró el Día Mundial de la Libertad de Prensa, ocasión propicia para reflexionar en torno a este derecho y a la necesidad de fortalecer la labor de los medios independientes.
La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) mostró preocupación por las crecientes restricciones al trabajo de los periodistas y la persistencia del “autoritarismo” en Cuba, Venezuela y Nicaragua.
Asimismo, enfatizó el peligro que corre la prensa por los llamados a la regularización con la ola de críticas por las falsas noticias. Al señalar que la información falsa ha existido toda la vida, Ricardo Trotti, director ejecutivo de la SIP, señaló que una regulación puede llevar a la censura, cuando los que deben ser castigados son los autores de la falsa información.
En este sentido, expertos de organizaciones como la ONU y la OEA plantearon que es obligación de los Estados “proteger a los periodistas y a otros que corren el riesgo de ser atacados por ejercer su derecho a la libertad de expresión” y de iniciar “investigaciones eficaces” cuando se producen ataques para que haya rendición de cuentas y asegurar “reparaciones efectivas”.
Agregan que los Estados deben abstenerse de adoptar leyes innecesarias o desproporcionadas que penalicen o impongan sanciones más severas a los medios digitales que a su equivalente tradicional y deben asegurar que toda regulación de las plataformas sea conforme a los estándares internacionales.
También insisten en que las restricciones a la libertad de expresión basadas en conceptos como “la seguridad nacional” y la lucha contra “el terrorismo”, “el extremismo” o “la incitación al odio” deben definirse de manera clara y ser objeto de supervisión judicial para evitar discrecionalidad en su aplicación.
Acerca de las amenazas políticas, sostienen que los políticos y los funcionarios deben abstenerse de interferir políticamente en las operaciones de medios de comunicación, asumir el control comercial de los órganos reguladores o de medios de comunicación comerciales, comunitarios o públicos o presionar a las plataformas en línea para que regulen el contenido.
En materia de amenazas económicas, expertos internacionales subrayan que los medios de comunicación deben poder acceder bajo términos transparentes e imparciales y sin discriminación alguna a los recursos del Estado, incluida la publicidad oficial.
Los medios tienen hoy una gran responsabilidad y es su deber respetar los derechos humanos y reforzar sus estándares de profesionalismo y responsabilidad social.