Donar sangre es donar vida

Actualmente, Chile tiene una tasa de donación de 17 por mil habitantes y la meta es alcanzar una tasa de 20 por mil habitantes

15 Junio 2017   4   Editorial   Gustavo Alvarado

A nivel mundial, todos los años, millones de personas ven peligrar su vida y su salud en situaciones de urgencia. En la última década, los desastres han provocado más de 1 millón de víctimas mortales, mientras que las personas afectadas anualmente por emergencias superan los 250 millones. Los desastres naturales, como terremotos, inundaciones y tormentas, al igual que los desastres de origen humano, como accidentes de tránsito y conflictos armados, generan una mayor demanda de atención de salud y necesidades de tratamiento inmediato.

Ahí las transfusiones sanguíneas son un componente esencial para brindar una atención médica de urgencia oportuna. Pues es en las emergencias donde aumenta su demanda. Un suministro adecuado de sangre en esos casos exige un servicio de transfusiones bien organizado, lo que solo puede garantizarse con la colaboración de toda la comunidad y con una población donante que se comprometa a hacer contribuciones voluntarias a lo largo del año.

El 14 de junio se conmemoró el Día Mundial del Donante de Sangre. Acción con la cual se pretende dar a conocer la necesidad de disponer de sangre y productos sanguíneos inocuos;  además concientizar a las personas que al donar están dando un regalo que les permite salvar vidas humanas.

Actualmente, Chile tiene una tasa de donación de 17 por mil habitantes y la meta es alcanzar una tasa de 20 por mil habitantes. Así lo manifestó la Ministra de Salud, Carmen Castillo, acompañada del Subsecretario (s) de Salud Pública, Cristian Herrera; la Subsecretaria de Redes Asistenciales, Gisela Alarcón; y el Representante en Chile de la Organización Panamericana de la Salud, Javier Uribe.

“Esta fecha es para lograr sensibilizar respecto a la donación de sangre y que más personas donen su sangre de manera voluntaria. Especialmente para estar preparados frente a situaciones de accidentes o de emergencias. También es una oportunidad para homenajear y agradecer a quienes ya lo hacen”, expresó la Ministra Castillo.

Para el Representante de la Organización Panamericana de la Salud, Chile es un ejemplo en esta materia para la región, “se ha incrementado el número de donantes voluntarios, pero requerimos mucho más”.  Asimismo, afirmó que es un país “que está sujeto a desastres naturales, y en ese contexto la sangre es un elemento vital”.

La sangre es un recurso importante en todos los tratamientos programados y en las intervenciones urgentes. Permite aumentar la esperanza y la calidad de vida de los pacientes con enfermedades potencialmente mortales y llevar a cabo procedimientos médicos y quirúrgicos complejos. Por tanto, es fundamental para tratar a los heridos durante urgencias de todo tipo. Ante ello, nunca es suficiente, por eso es tan esencial donar sangre durante todo el año. Es una buena instancia para dar este “regalo de vida”, el que incluso no estamos ajenos en algún momento requerirlo o necesitarlo.