Ecoparque, una gran idea…

Un ecoparque sería un avance innegable para la calidad urbana de Talca, para sus habitantes y su trama social. Es de esperar que las instituciones entiendan su importancia para así concretar un proyecto tan ambicioso como necesario.

29 Abril 2018   3   Editorial   Gustavo Alvarado

Una buena idea, se sabe, corre siempre el riesgo de quedarse solo en eso, una buena idea. Son muchos los ejemplos que dan cuenta de que las buenas intenciones no bastan.
La etapa que viene después de la chispa conceptualizada en un par de frases, esquemas y planos, es quizás la más compleja. Concretar una idea requiere de un gran esfuerzo, coordinación y voluntad.
Finalizando la semana, el municipio de Talca presentó un ambicioso proyecto de ecopaque para desarrollar en el borde del río Claro.
Las autoridades informaron que existen 18 hectáreas fiscales, aledañas a la Circunvalación Norte, en poder hoy, específicamente, del Ministerio de Defensa que las cedió al Regimiento 16 Talca.
Pero el terreno habría sido declarado “prescindible”, por lo que existiría la opción cierta de planificar un uso distinto. Para lograr este anhelo, el alcalde de Talca, Juan Carlos Díaz, se reunirá con los ministros de Defensa y Bienes Nacionales, para explicarles el proyecto y pedirles que dichas hectáreas sean adjudicadas en comodato o concesión gratuita para ser usadas en favor de la ciudad.
El proyecto fue desarrollado por Buin Zoo, a quien el municipio recurrió tomando en cuenta su experiencia en el ámbito de la educación ambiental, con la asesoría técnica de la consultora Arquitectos AS Partners.
Desde la consultora explicaron que el diseño está ideado para el rescate de la flora y fauna autóctona de la Región del Maule. Y en voz de Pablo Idalsoaga, jefe de Proyectos de Buin Zoo, se aclaró que no se trata de un zoológico, sino de un “lugar donde la gente encuentre la naturaleza y pueda cuidarla y respetarla”.
También explicó que consta de cuarto etapas. La primera corresponde a un acuario, la segunda a una zona de fauna nativa o centro de rescate, la tercera a un aviario y la cuarta a una granja interactiva.
El proyecto está en marcha. Está el diseño, las etapas. Y también se comenzó la articulación de voluntades para que las instituciones se involucren y hagan avanzar esta buena idea.
Pero falta todavía mucho trabajo. Un ecoparque sería un avance innegable para la calidad urbana de Talca, para sus habitantes y su trama social. Es de esperar que las instituciones entiendan su importancia para así concretar un proyecto tan ambicioso como necesario.