Educación técnico profesional

Entrega alternativas positivas y posibilidades interesantes de desarrollo profesional y laboral.

24 Agosto 2018   5   Editorial   Gustavo Alvarado

El avance de la tecnología y la complejización del mundo del trabajo han generado nuevas condiciones y ha propiciado la creación de nuevas profesiones y oficios. El mercado laboral muestra que las llamadas carreras tradicionales están saturadas en muchos casos y no ofrecen respuesta a las necesidades actuales.
La educación técnico-profesional tiene, en cambio, la oportunidad de entregar alternativas positivas y posibilidades interesantes de desarrollo profesional y laboral.
El próximo 26 de agosto se cumplen 76 años desde que el Presidente Juan Antonio Ríos reconoció la importancia de la Educación Técnica en el desarrollo productivo del país a través de la creación de la Dirección General de Enseñanza Profesional. Luego, en 1947 se fundó la Universidad Técnica del Estado (actual USACH), que agrupó la formación técnica antes ofrecida por las escuelas de Artes y Oficios.
En 1965, el Presidente Eduardo Frei Montalva restructuró el sistema educativo; junto a los 8 años de Educación Básica, creó la Educación Media Técnico-Profesional. En los 5 años posteriores se crearon las primeras instituciones de Educación Superior Técnico-Profesional: el Instituto Nacional de Capacitación (INACAP) y la Dirección Universitaria Obrera y Campesina de la Universidad Católica
Hoy la Educación Media Técnico-Profesional representa el 39% de la matrícula de III° y IV° Medio del país y según la Unidad de Estudios de Mineduc, más de la mitad de los alumnos que ingresan a la educación superior opta por un Centro de Formación Técnica o Instituto Profesional.
La Ministra de Educación, Marcela Cubillos destacó en este sentido que “el énfasis que ha puesto el gobierno del Presidente Piñera en promover la articulación entre la Educación Media Técnico-Profesional, el sector productivo y la educación superior, para modernizar la Educación Técnico-Profesional es, sin dudas, un gran desafío que nos obliga a trabajar estrechamente con las empresas desde los liceos”.
La conmemoración del Día de la Educación Media Técnico-Profesional se realizó por primera vez en una empresa y no en un liceo técnico-profesional, hito que reforzó el foco de Mineduc para mejorar la calidad de la Educación Técnica, al promover iniciativas público-privadas y el rol activo que actualmente tienen las empresas en la formación de los estudiantes.
Desde esa óptica, resulta de gran interés desarrollar aún más este tipo de educación en nuestra región, dadas las condiciones socioeconómicas y las crecientes necesidades de una producción agropecuaria que requiere de tecnificación para abrirse a competir exitosamente en el mundo.