Efectividad en la prevención del suicidio

Vale la pena, entonces, preguntarse qué tan efectivas están siendo las políticas implementadas para prevenir la ocurrencia de suicidios

23 Noviembre 2018   11   Editorial   Gustavo Alvarado

Hace unas semanas, un balance publicado por Diario El Centro hablaba que, transcurridas tres cuartas partes del presente año, en la Región del Maule se habían registrado 97 casos de suicidios. En años anteriores, la cifra se empinó levemente por sobre el centenar de hechos de este tipo. Es decir, al perecer, al menos hablado regionalmente, hay una constante en la cantidad de episodios anualmente.
Vale la pena, entonces, preguntarse qué tan efectivas están siendo las políticas implementadas para prevenir la ocurrencia de suicidios. Cabe recordar que existe un Programa Nacional de Prevención del Suicidio 2013-2020, es decir, estamos a un par de años de cerrar el trabajo de esta estrategia pública.
Pues bien, desde la Cámara de Diputados se solicitará al Ministerio de Salud una evaluación de la implementación de este Programa Nacional, para que se señale cuáles serán los plazos de ejecución de aquellas actividades que aún no son desarrolladas completamente, procurando enfatizar el sistema de ayuda en situaciones de crisis.
Como ya se dijo, en el año 2013 se creó el Programa Nacional de Prevención del Suicidio, el que cuenta con una serie de componentes, tales como la instalación de un sistema de estudio de casos; implementación de un plan regional intersectorial de prevención del suicidio; fortalecimiento de competencias de los profesionales de la salud y la incorporación de programas preventivos en los establecimientos educacionales.
Asimismo, comprende el refuerzo del papel de los medios de comunicación en la prevención del suicidio y el desarrollo de un sistema de ayuda en situaciones de crisis y apoyo técnico para una correcta cobertura mediática.
Es precisamente en este último aspecto donde los legisladores, considerando la relevancia del tema y porque está en juego la vida de las personas, estiman que se debe implementar en cada región. Según los diputados, el sistema debería incluir, al menos, una línea telefónica, una página de internet y un programa de intervención en crisis en cada servicio de salud. También, como medios de comunicación debemos preguntarnos cuánta importancia hemos dado a este tema y por qué no exigimos a los entes públicos involucrados tener un rol más activo.
Dado que ha transcurrido más de la mitad del tiempo previsto desde el inicio de este programa y que la Red de Equipos de Prevención del Suicidio asevera que aún no está implementado en su totalidad y que no ha contado con las asignaciones de presupuesto suficientes, los parlamentarios estiman que se hace necesario que el Ministerio de Salud evalúe la implementación de este programa.