El agua, un Derecho Humano

El agua es esencial para la vida humana, para la salud básica y para la supervivencia

20 Diciembre 2017   5   Editorial   Gustavo Alvarado

El agua, ya sea para consumo humano o como para producción industrial y riego, constituye una preocupación central para los involucrados en el sector. En el país, y en nuestra región en particular, son varios años ya que la sequía y el cambio climático han convertido a este vital elemento en materia de discusiones, que han derivado en proyectos de ley.
En agricultura, sigue el análisis de la Reforma al Código de Aguas, tema controvertido que ha desatado una compleja disputa que está lejos de llegar a su fin, que involucra derechos adquiridos y que es vista como una forma de expropiación por parte de los agricultores.
A ello se suma, ahora, una moción parlamentaria que busca modificar la Ley General de Servicios Sanitarios, para consagrar como un derecho humano el acceso al agua y regular la suspensión de su suministro.
El proyecto, presentado por los senadores Bianchi y Guillier, propone que “el prestador deberá siempre mantener una relación con el usuario que tenga en consideración el carácter del agua como un derecho humano insustituible y básico, dando según cada caso en particular, un trato que permita mantener un continuo e ininterrumpido acceso al servicio, otorgándose las facilidades que sean necesarias para el pago de deudas por cuentas atrasadas, y manteniendo siempre un mínimo de suministro asegurado, cualquiera sea la circunstancia de morosidad que afecte al usuario”.
Con respecto al corte del suministro, faculta solo a “suspender en forma parcial, previa autorización judicial, y dando un aviso no menor a 20 días, los servicios a usuarios que adeuden dos o más cuentas. Sin perjuicio de ello, el prestador siempre deberá asegurar un abastecimiento mínimo definido por el reglamento respectivo”.
Igualmente, será obligación de los concesionarios, otorgar a sus deudores acuerdos de pago que permitan renegociar deudas vencidas, considerándose en esta negociación todas las circunstancias económicas y sociales que afecten al deudor usuario.
En el ámbito Internacional del Derecho Humano al Agua, es indiscutible que el agua es esencial para la vida humana, para la salud básica y para la supervivencia, así como para la producción de alimentos y para todas las actividades económicas que se desarrollan por el hombre. Por ello, es el derecho de todos disponer de agua suficiente, salubre, aceptable, accesible y asequible para uso personal y doméstico.
Sin duda, estamos en presencia de un proyecto que abre un debate sobre un tema de gran importancia para la vida de las personas, pero que debe resguardar también la viabilidad de la industria y el mejoramiento del acceso.