Elección en el Maule sur

El Maule sur hace mucho tiempo que requiere de un trato especial para salir del subdesarrollo socioeconómico

21 Noviembre 2017   6   Editorial   Gustavo Alvarado

Un cambio rotundo comenzará a vivir el Maule sur a contar del mes de marzo próximo cuando juren los nuevos diputados por Linares y Cauquenes.
La elección del domingo último provocó un remezón de proporciones. En dos meses y con el respaldo del ex gobernador Rodrigo Hermosilla, el ex diputado y asesor del Ministerio de Agricultura, Jaime Naranjo logró instalarse en el Parlamento, venciendo al actual congresal del PPD, Guillermo Ceroni Fuentes.
Naranjo es un político directo y del área más izquierdista del socialismo. En el pasado jugó un rol clave en develar los abusos cometidos por Paul Shafer en la ex Colonia Dignidad, y la detención y desaparición de personas, tras el Golpe Militar de 1973. Su paso por el Obispado de Linares le permitió una amistad con el extinto obispo Carlos Camus Larenas que lo hizo imbatible en su momento. Naranjo en la campaña comprometió un “metro tren” que una permanentemente Curicó, Talca, Linares, Parral y Chillán, además de trabajar en la búsqueda de acciones para mejorar la oferta laboral de la zona y potenciar la labor del agro familiar campesino.
En frente va a tener a un político con mucha experiencia y férreo defensor del legado de Augusto Pinochet Ugarte. Ignacio Urrutia de la UDI logró la primera mayoría en materia parlamentaria en el Maule sur. El legislador no tiene problemas en alzar la voz y no tranza en sus principios. Además conoce perfectamente la realidad agrícola y en sus postulados hizo hincapié en fomentar una política de apoyo para el área rural. Además, hizo ver su preocupación por los temas valóricos, oponiéndose a cualquier ley que permita que las personas homosexuales puedan adoptar hijos.
Manuel Matta es un sólido de la DC. Pese a la intensa campaña de Pablo Gutiérrez y Claudia Aravena, el actual Senador de la República seguirá representado a la zona en el Parlamento. Matta planteó la necesidad de estudiar de una vez por toda la creación de la Región del Maule sur, emulando lo que se hizo con la zona de Chillán, colindante a la provincia de Linares con la nueva Región de “Ñuble”.
A ellos se suma el ex alcalde de esta comuna, Rolando Rentería Möller. El ex jefe comunal dedicó su triunfo a su padre Fermín Rolando Rentería Medina (fallecido hace unos años) y aseguró que su labor se focalizará en gestiones para atraer inversión pública y eventualmente privada que permitan generar trabajo, principalmente en la Villa San Ambrosio.
Lo importante es que los nuevos diputados puedan cumplir su palabra. El Maule sur hace mucho tiempo que requiere de un trato especial para salir del subdesarrollo socioeconómico que lo afecta y el estigma de ser una zona con alta cesantía por la estacionalidad agrícola y la cancelación de bajos sueldos.