Elecciones de gobernadores regionales

Las regiones piden más autonomía. Pues bien, es hora de hacerse cargo de aquello.

10 Octubre 2017   6   Editorial   Gustavo Alvarado

Ha sido un anhelo de muchos años, con idas y venidas, con displicencia legislativa e, incluso, con casi nulo interés por sacarlo adelante. La elección directa de los gobernadores regionales, que en un comienzo se pensó que estaría lista para los comicios de este año, está finalmente viendo la luz.

Esto porque en la sesión del 4 de octubre, la Comisión de Gobierno del Senado, presidida por el Rabindranath Quinteros, e integrada por la Ena von Baer, Andrés Zaldívar, Carlos Bianchi y Alberto Espina, aprobó, con alto consenso, que la elección de gobernadores regionales se realizará en octubre de 2020, conjuntamente con la elección municipal.

De esta manera, para los defensores de esta iniciativa, se instituye un proceso electoral de identidad y relevancia territorial, el cual no se confundirá ni opacará por la mayor visibilidad política y mediática característicos de la elección presidencial y parlamentaria.

“Valoramos y agradecemos esa importante decisión de la Comisión y llamamos a la sala del Senado y de la Cámara de Diputados a ratificar dicha fecha y a dar pronta aprobación a esa Ley Orgánica Constitucional. Sobre esa base llamamos a todos los actores del desarrollo territorial descentralizado a prepararnos desde ya para el nuevo escenario de Gobernadores Regionales electos”, declararon desde la Fundación Chile Descentralizado, entidad que ha venido trabajando por llevar adelante modificaciones constitucionales que entreguen mayor autonomía a las regiones del país.

Sin embargo, queda la interrogante de lo que sucederá con los consejeros regionales que actualmente están en campaña por ser electos por el periodo de cuatro años. Para ellos, se solicita que se respete el derecho de cumplir su mandato por el período completo (2018-2022), instando a que se entre en régimen con la elección conjunta de Gobernadores y Consejeros Regionales en la subsiguiente elección territorial de 2024.

Con la elección de los gobernadores regionales se viene un proceso de madurez cívica para las regiones, donde cada uno de los territorios deberá ser capaz de hacerse cargo responsablemente de sus obligaciones en la selección y elección de sus representantes. Las regiones piden más autonomía. Pues bien, es hora de hacerse cargo de aquello.