Elecciones en Curicó

Si en la elección del 2012, la ventaja entre el ganador, Javier Muñoz (DC), por sobre su más cercano competidor, Hugo Rey (ahora ex UDI) fue de más de 12 mil votos, esta vez aquella cifra se redujo a menos de cinco mil

25 Octubre 2016   13   Editorial   Gustavo Alvarado

Los resultados que dejó en la comuna de Curicó la elección municipal llevada a cabo el pasado domingo permiten plantear una serie de puntos, algunos de los cuales, llaman más la atención. Al igual que la tendencia a nivel nacional, Curicó no estuvo exento del fenómeno del alza en la abstención.

De hecho, si comparamos lo que ocurrió el 2012, donde más de 50 mil personas votaron, hubo una baja superior a las cinco mil personas, que esta vez decidieron no acercarse a las urnas. De un padrón electoral donde en el papel podrían emitir su sufragio más de 110 mil personas, solo lo hicieron más de 44 mil, números que hablan respecto a la representatividad que está alcanzando la clase política.

Independiente a ello, ganadores y perdedores analizaron los números, llegando a sus propias conclusiones. Si en la elección del 2012, la ventaja entre el ganador, Javier Muñoz (DC), por sobre su más cercano competidor, Hugo Rey (ahora ex UDI)  fue de más de 12 mil votos, esta vez aquella cifra se redujo a menos de cinco mil.

A pesar de la merma que experimentó en más de nueve mil sufragios, con el 47% de las preferencias, Muñoz logró sellar el que será su segundo período al mando del principal municipio de la provincia cabecera norte del Maule. “La comunidad nos ha respaldado, pero también nos ha dicho que hay cosas que ir corrigiendo o mejorando. En ese sentido, nosotros acogemos ese mensaje”, subrayó Muñoz, tras enterarse, entendiendo los factores que podrían explicar los aludidos números.

Respecto a la vereda más cercana, si bien nuevamente Hugo Rey cayó derrotado, a pesar de las dificultades que hubo para establecer su nombre y la posterior “falta de unidad” en su conglomerado, esta vez el tropiezo no fue tan estrepitoso como el 2012.

Cabe recordar que ya con ese antecedente, meses más tarde Rey optó por disputar uno de los cupos como Core, transformándose en la primera mayoría de la provincia de Curicó. Lo más probable es que esta pasada la utilice como la plataforma a una candidatura al Congreso.

Otro punto no menor es el fenómeno de los independientes. De manera inédita, si sumamos las votaciones tanto de Moisés Lucero como de Patricia Catalán, alcanzan el 16% de los votos válidamente emitidos, muy por sobre el 4% que consiguieron los candidatos del 2012.

Como punto final, cabe hacer mención a los concejales. De los actuales ocho ediles, todos formalizados por fraude al fisco, solo tres de ellos permanecerán en tales cargos. De hecho, tres no alcanzaron siquiera a volver a ser candidatos, mientras que dos de ellos quedaron en el camino en esta elección, lo que significa que gran parte del concejo curicano se renovará a principios del próximo mes de diciembre.