Eliminar las bolsas de plástico

Hoy 94% de los chilenos utiliza las bolsas plásticas de supermercados.

26 Febrero 2018   10   Editorial   Gustavo Alvarado

La cuarta versión de la Encuesta Nacional de Medio Ambiente 2018, realizada el mes pasado en todas las capitales regionales del país, reveló que el 95% de los entrevistados está de acuerdo con prohibir las bolsas plásticas.
Hoy 94% de los chilenos usa las bolsas plásticas de supermercados. En suma, 386 mil porque una persona utiliza 1,5 bolsas diariamente. Esto se traduce en 2 mil 100 toneladas al año de un total de 250 millones de bolsas plásticas que se ocupan al mes en nuestro país.
Soledad Acuña, vocera de la campaña Anti-Plásticos de Greenpeace, explicó que “es importante entender estas cifras, pues indican que 9 de cada 10 ciudadanos están dispuestos a eliminar las bolsas y a adoptar formas no contaminantes para transportar sus compras y manipular su basura”.


Agregó que “la problemática de las bolsas plásticas ha entrado en la conciencia de los chilenos, por eso, este es un llamado ciudadano a las empresas a implementar esta medida y detener el uso de bolsas plásticas en todo el país. No hay razón a negarse por parte de las empresas y supermercados”.
La cuarta Encuesta Nacional del Medio Ambiente, tiene como objetivo caracterizar las opiniones de la ciudadanía, su comportamiento y sus principales preocupaciones en materia ambiental. El estudio, realizado entre el 8 de enero y el 5 de febrero por el Ministerio del Medio Ambiente, reveló que los principales problemas ambientales que enfrentan los chilenos son la contaminación del aire y la basura, con un 32 y 29 por ciento, respectivamente.
En temas de plásticos y basura es importante entender que el desafío como país no es solo comenzar a reciclar, sino aprender a reducir el consumo de materiales tóxicos para el ambiente y la vida. Al comenzar por eliminar las bolsas plásticas que representan un alto porcentaje de los desechos, las personas deberán aprender a reducir y también a adquirir bolsas de basura que cuenten con las propiedades necesarias para contener basura.


Las bolsas de supermercados no lo son, pues estas no evitan el desparrame y descontrol de los plásticos que se pulverizan y son trasladados hacia bosques, mares, y hasta aire.
Afortunadamente en nuestra región se han comenzado a desarrollar iniciativas que apuntan en esta dirección, como ocurre en Talca, donde a contar de junio simplemente algunos supermercados y grandes tiendas no entregarán más estos tipos de artículos. Es de esperar que la norma se generalice y se comience a proteger el medio ambiente.