Estatuto para estudiantes trabajadores

Se establece un contrato de trabajo con jornada reducida que no podrá exceder las 30 horas semanales

13 Julio 2018   6   Editorial   Gustavo Alvarado

Son muchos los jóvenes que en nuestro país estudian y trabajan para costearse sus gastos. Sin embargo, se encuentran en una desmejorada posición, al no contar con una legislación que los avale, lo que se presta para abusos.
La Cámara de Diputados acaba de aprobar el proyecto del Ejecutivo que establece un nuevo estatuto laboral para los estudiantes trabajadores que se encuentren cursando estudios regulares o en vías de titulación y que quieren compatibilizar sus responsabilidades académicas con un trabajo remunerado.
El tema despierta una fuerte polarización, ya que el oficialismo se manifiesta abiertamente a favor de la iniciativa, en particular al estimarla una oportunidad para aumentar la empleabilidad formal de los jóvenes que estudian. En contraposición, la izquierda se declaró en contra, por considerar que el nuevo estatuto implica una precarización del empleo y una vulneración de derechos para estos trabajadores.
Este texto legal inició su tramitación en junio de 2013 y, tras su paralización en la administración anterior, fue retomado por el actual mandato del Presidente Sebastián Piñera.
El proyecto consta de dos artículos permanentes y tres transitorios que desarrollan las características de este estatuto especial que pasa por establecer un contrato de trabajo con jornada reducida que no podrá exceder las 30 horas semanales, con la posibilidad de descontinuarla durante el día para adaptarse a los horarios de clases.
Las remuneraciones obtenidas en virtud de este contrato no se considerarán para efectos de determinar la condición socioeconómica del estudiante o su grupo familiar a objeto de acceder a diversos mecanismos que tienen por objeto financiar los estudios en una institución de educación superior.
En dicho plano, se definió que podrán celebrar el contrato alternativo los estudiantes trabajadores, entendiéndose por tales quienes tengan entre 18 y 28 años de edad inclusive y que se encuentren cursando estudios regulares o en vías de titulación en alguna institución de educación superior universitaria o técnica reconocida por el Estado o en entidades ejecutoras de programas de nivelación de estudios. El límite de edad superior no se aplicará a los estudiantes trabajadores con discapacidad.
No podrán celebrar este contrato aquellas empresas que durante el año calendario anterior registren accidentes graves o fatales en los que el empleador hubiese sido condenado por culpa o negligencia.
El estudiante trabajador estará obligado a acreditar su calidad de alumno regular o de estudiante en vías de titulación, dentro de los 120 días de celebrado el contrato de trabajo.