Feria de Innovación y emprendimiento

Existe un medio ambiente favorable para la innovación, pero que requiere profundizaciones por parte de los organismos tanto privados como estatales

15 Octubre 2017   9   Editorial   Gustavo Alvarado

Durante dos días se realizó en la Plaza de Armas de Talca la primera Feria Regional de Innovación y Emprendimiento del Maule (FINEM), iniciativa de gran valor que busca potenciar la competitividad y productividad local.

La actividad contó con la presencia de más de 90 participantes que dieron a conocer proyectos regionales enfocados al área de Innovación, que van de la mano con la ciencia, la tecnología y el emprendimiento.

El  Intendente de la región del Maule, Pablo Meza, destacó que “nosotros aspiramos al comercio justo, a la innovación social y al trabajo decente, sumado al esfuerzo que realizamos desde la región en el ámbito del emprendimiento y de la innovación”.

El Director Regional (s) de Corfo, Juan Luis Arévalo, añadió que “en esta primera Feria, estamos marcando un hito como región apoyando a los emprendedores innovadores, mostrándolos a la comunidad”.

El Vicerrector de Innovación y Transferencia Tecnológica de la Universidad de Talca, Gonzalo Herrera Jiménez, acotó que "es una gran fiesta porque es primera vez que nos juntamos una cantidad muy importante de instituciones de la región, como el Gobierno Regional, Corfo y varias universidades para mostrar que como región podemos hacer cosas en conjunto en ámbitos de la innovación y el emprendimiento”.

El  Rector de la Universidad Santo Tomás Talca, Osmán Garrido, puntualizó que la entidad “no solo forma buenos técnicos y profesionales, sino también genera oportunidades para que nuestros jóvenes puedan emprender y se puedan vincular con la innovación. Esta actividad forma parte de nuestra política institucional sobre emprendimiento e innovación, queremos ser parte en la generación de las condiciones para el desarrollo profesional y laboral de los jóvenes de la Región del Maule y el país”.

El balance de la feria es más que positivo debido a que se generó un mayor conocimiento por parte de la ciudadanía del aporte del emprendimiento. Para los propios participantes se constituyó en una interesante instancia donde se pudieron intercambiar ideas, visiones y experiencias que son importantes a la hora de sacar adelante sus proyectos.

Entre las conclusiones, se puede decir que el consejo de los especialistas apunta a hacer uso de buenas prácticas de emprendimiento y estudiar los modelos de negocio, de manera de dar sustentabilidad a los proyectos.

Asimismo, se puede advertir que existe un medio ambiente favorable para la innovación, pero que requiere profundizaciones por parte de los organismos tanto privados como estatales. Además, se hace evidente la necesidad de lograr una mayor sinergia entre los actores sociales de la región.