Fiesta de la Chicha

Las personas que han asistido al evento han entendido que su esencia pasa por darle espacio y cabida a las tradiciones propias que van de la mano con la vida en el campo

25 Abril 2017   8   Editorial   Gustavo Alvarado

Este 2017, la Fiesta de la Chicha del sector de Rincón de Mellado, la cual es organizada entre el municipio de Sagrada Familia y la junta de vecinos de la propia zona, superó todas las expectativas en su momento proyectadas.

Independiente de los artistas que en cada edición han sido convocados, quienes están tras su desarrollo estiman que con el transcurso de los años, las personas que han asistido al evento han entendido que su esencia pasa por darle espacio y cabida a las tradiciones propias que van de la mano con la vida en el campo, contexto que incluye expresiones propias del folclore de nuestro país, en ámbitos como la danza y la música, por solo dar un par de ejemplos, siempre dándole preferencia a los artistas tanto locales como nacionales.

Los puestos o “ranchos” administrados por personas oriundas del sector, ofrecen gastronomía típica, brebajes (vino y chicha), jugos y postres, artesanía, entre otros productos, con gran aceptación.

A tal oferta, se suma una granja educativa y juegos para los más pequeños, competencias campesinas, un baile nocturno, entre otras atracciones. Cabe recalcar que se trata de un evento donde el acceso al mismo es totalmente gratuito, siempre teniendo como protagonista al folclore de nuestro país, incluyendo su género más reconocido como lo es la cueca.

Tras su décimo segundo año, al momento de su evaluación, de manera natural surgen algunos desafíos pensando en el próxima edición, que deben ser considerados por la administración a cargo del alcalde, Martín Arriagada.

El principal tema pasa por habilitar una ruta alternativa, que permita entregar una salida “más expedita” a los vehículos que se dan cita a la actividad. Muchos comentarios en redes sociales recalcaron aquel punto, que debe ser tomado en consideración, ya que la idea es retirarse de la fiesta con la sensación de haber protagonizado una experiencia  distinta a la habitual.

También se deberá analizar el poder acrecentar la zona de aparcamiento, la cual también colapsó. Junto con ello, los “ranchos” también deberían ampliarse, considerando la demanda que se presentó.

Independiente a ello, la evaluación por parte de los organizadores, fue “más que positiva”, puesto que interpretan que la multitudinaria respuesta a la convocatoria da cuenta del real interés que existe por participar en una fiesta de tales características, de corte claramente familiar.

A estas alturas, tomando en cuenta su nivel de convocatoria, la Fiesta de la Chicha se ha posicionado como uno de los eventos a campo abierto más masivos de la zona centro sur de Chile, transformándose en un puente entre la vida rural y urbana.