Fiscalización de buses

Como siempre, acciones que son motivadas luego de vivir una experiencia dolorosa, donde pareciera que recién los organismos responsables se activan para efectuar las indagaciones o fiscalizaciones que por siempre se deben efectuar (…)

Ayer a las 23:42   41   Editorial   Gustavo Alvarado

Hace un par de días, la Sala de la Cámara de Diputados aprobó la creación de una comisión investigadora sobre el actuar de los órganos de la administración del Estado responsables de la fiscalización de la implementación de las políticas de seguridad en el transporte público interprovincial e interurbano de pasajeros.


Fueron 77 votos a favor, dos en contra y 17 abstenciones, los que propiciaron la constitución de esta nueva comisión investigadora, la que tendrá un plazo de 120 días para la desarrollar su trabajo.


Sin embargo, como suele suceder, medidas como estas se adoptan recién cuando nos vemos enfrentados a una tragedia. En este caso, la instancia tuvo su motivación en un reciente accidente en la Región de O’Higgins que dejó seis personas muertas y 46 lesionados. Específicamente, la comisión investigadora fue solicitada por 64 diputados y diputadas impulsados por el accidente de la empresa Línea Azul, acontecido el pasado 29 de julio a la altura de San Francisco de Mostazal, Región de O’Higgins, donde, además del fallecimiento de personas y otras tantas que quedaron lesionadas, dejó al descubierto una serie de prácticas ilegales de la empresa.


Con esto, se supone que las y los legisladores esperan también indagar sobre el nivel de cumplimiento de las respectivas empresas de la normativa que regula su operación, así como de la fiscalización de los operadores de las Plantas de Revisión Técnica que certifican a este tipo de vehículos. Por último, se espera conocer las políticas de seguridad impuestas por la autoridad del sector a esta rama del transporte.


Para el cumplimiento de su propósito, la referida comisión deberá rendir su informe en un plazo no superior a 120 días y para el desempeño del mandato podrá constituirse en cualquier lugar del territorio nacional.


Como siempre, acciones que son motivadas luego de vivir una experiencia dolorosa, donde pareciera que recién los organismos responsables se activan para efectuar las indagaciones o fiscalizaciones que por siempre se deben efe ctuar, o donde los empresarios comienzan a ajustar sus mecanismos de control y cumplimiento de la normativa.


Con la tragedia de Valparaíso, lo más probable es que recién ahora se levanten voces pidiendo más fiscalización en términos constructivos y se anuncien sanciones por todos lados. Aunque todos sabemos que estas preocupaciones suelen durar tan solo unos días y, luego, todo queda en el olvido hasta que volvemos a viviré otro desastre.